La zona de estudio de los peques

Los niños tienen ante ellos horas de intenso trabajo también en casa. Ayúdales a que los deberes sean más llevaderos con su propia zona de estudio.

image
1 de 12
Un escritorio a su medida

¿Te has fijado en lo que ocurre cuando un niño pequeño trata de hacer los deberes en una mesa de tamaño estándar? Que el tablero le queda... ¡a la altura de la barbilla! Una solución para que esté cómodo es buscar objetos pensados para otros usos. Por ejemplo, un banco puede ser un excelente escritorio bajito.
De Ikea: banco Stuva, en 90 x 50 x 50 cm (39,99 €) y taburete Mammut (4,99 €).

2 de 12
Mesa de estudio con poco fondo

Un escritorio con 50 cm de fondo basta para hacer los deberes, pero si el niño deja sobre él libros de manera permanente, como los diccionarios, la superficie puede resultar estrecha.
El escritorio Micke incluye baldas en el lateral; en 120 x 50 cm (69,99 €). Disponible también en blanco y negro. Silla Jules (47,99 €). Todo, de Ikea.

3 de 12
Su escritorio es una prolongación del cabecero

Fíjate qué buena idea. La cama se apoya en un arcón que sirve tanto de cabecero como de mesilla. Su superficie se prolonga hasta el armario para crear un escritorio a medida.
Esta composición, de ColombiniCasa Madrid, se compone de cama, arcón con escritorio, silla, librería y armario (2.495 €).

4 de 12
Una mesa con ala abatible

Tus hijos necesitan una superficie amplia para hacer los deberes, pero una vez que han terminado, lo que interesa es que su habitación esté desahogada.
Este escritorio, de Car Möbel, mide 85 x 50 x 72 cm, y en el lateral incluye un ala que, cuando se eleva, añade 35 cm más de mesa. Incorpora 4 cajones y barra reposapiés (369 € sin gastos de envío).

5 de 12
En dormitorios alargados

Cuando la puerta de este armario, integrado en la estructura de las camas, se abre, se convierte en mesa de estudio.
Composición formada por armario, puente, camas, protección, estante y escalerilla (3.632 € en ColombiniCasa Madrid).

6 de 12
Zona de estudio en el salón

Si es imposible crear una zona en su dormitorio, hazle un hueco en el salón. Y, mientras estudia, nada de tele o sonidos que le desconcentren.
Secreter, en 85 x 36,5 x 130 cm (529 € más envío en Car Möbel).

7 de 12
Escritorio para dos hermanos

Una opción es una mesa en forma de U invertida con paneles laterales en lugar de patas, para que nada choque contra sus piernecitas. Calcula que cada uno debe tener, como mínimo, 70 cm de ancho para estudiar. Los cajones, adosados al tablero, tienen la altura justa para almacenar sin molestar a los peques. La mesa oculta el radiador que, de paso, los mantiene calentitos.
Mesa, de Me & You. Sillas, similares en El Corte Inglés.

8 de 12
Los estantes también crecen

Al principio solo necesita una balda para sus cuentos. Pero a medida que se hace mayor, los deberes, y con ellos el número de libros y archivadores, también se multiplican. Los estantes en forma de cubo te permitirán aumentar el espacio de almacén con los años.
Encontrarás similares en Conforama. Y para el papel de pared con círculos de colores, visita www.casadeco.com.

9 de 12
¿Me compras una pizarra?

Si revistes la pared de su zona de estudio con pintura de pizarra, podrá hacer en ella las cuentas de los deberes y anotar fechas de exámenes o de entrega de trabajos. En Cuarto Color encontrarás pintura de pizarra negra y de colores.
Armario, en 60 x 50 x 128 cm (103,49 €); a la derecha, combinación con puertas y cajones (135,98 €). Todo, de Ikea.

10 de 12
Librería sin trasera

En este caso, la estantería sirve de soporte para la cama alta y, además, separa la zona de estudio de la de descanso. La mesa de trabajo -rematada en curva para facilitar el paso- se ancla a la pared y se sujeta con una sola pata.
Composición de ColombiniCasa Madrid, (4.022 € con una silla). Además incluye armario, mesilla de noche y un estante.

11 de 12
Su escritorio es una casita

Cerrado, este escritorio tiene forma de casa con tejado a dos aguas. Pero en cuanto llega la hora de estudiar, las puertas del armario lateral -lo que parecía una pared- se abren y sirven de soporte a la mesa del escritorio -el tejado-. Dentro de la casa, dos estantes permiten guardar los libros del cole y el material de estudio.
Escritorio, en 66 x 48 x 75 cm (239 € en Car Möbel).

12 de 12
Un poquito de lectura cada día

Es fundamental: mejora el vocabulario, la ortografía y la expresión oral y escrita. Para que no lo considere una tarea más y la rechace, permítele que lea fuera de la zona de estudio.
Esta composición, de la firma Asoral -con las dos camas, cuatro cajones, arcón, quitamiedos y escalera- incluye la librería de dos estantes, la caja azul sobre ella y el mini estante colgado a los pies de la cama alta donde dejará a mano sus libros preferidos por la noche (2.945,85 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños