De bebé a niña: Una preciosa habitación infantil de estilo nórdico

La hija de la interiorista Sonia Escribano ya ha crecido, ¡así que la cuna ha dado paso a una camita!

dormitorio infantil antes y después
Sonia Escribano

¿Recuerdas el proyecto de decoración de la habitación de bebé de Martina? Hablamos de la hija de la interiorista y bloguera Sonia Escribano, directora de interiorismo de Vesta Proyectos. Su cuarto, diseñado con estilo nórdico en color blanco con acentos rosas y piezas de fibras naturales, es un lugar lleno de luz, muy práctico y sencillo, planteado desde el principio para adaptarse a las necesidades de la pequeña a medida que fueran pasando los años. Por ejemplo, en lugar de utilizar un cambiador al uso, Sonia optó por una cómoda HEMNES que pudiese formar parte de su habitación en el futuro, sin necesidad de hacer una nueva inversión. Ahora, ya con Martina convertida en una preciosa niña, solo con sustituir la cuna, los textiles y algunos detalles, el dormitorio parece muy diferente. ¡No te lo pierdas! 😍

Cómo cambiar el cuarto del bebé

El mejor truco para cambiar la decoración de la habitación de un bebé por la de una niña o un niño, es elegir una buena cama y un colchón. El resto, Sonia Escribano apunta que “es interesante optar por elementos versátiles, que puedan utilizarse en distintas estancias de la vivienda. Las personas evolucionan, y las casas también”. La estilista considera que una adecuada selección de muebles en el cuarto de un peque de 0 a 3 años “permite renovar el ambiente e incluir detalles sin necesidad de hacer más inversión”. En el caso del dormitorio de Martina, "lo único que he cambiado ha sido la cuna. El resto de elementos los he redistribuido para aprovechar mejor el espacio". Y, en el futuro, tal vez cambie "el banco de almacenaje para incluir un escritorio y que tenga una zona de trabajo confortable".

Sonia Escribano es directora de interiorismo de Vesta Proyectos. Desde su experiencia profesional y personal, recomienda los puntos clave que debe tener un dormitorio de 0 a 3 años:

  • Una cuna evolutiva, “ya que se va a utilizar a largo plazo y, por supuesto, un buen colchón. Esto es invertir de forma segura a presente y futuro”.
  • Colores neutros o pastel, que “proporcionan calma y tranquilidad”. Los detalles en los textiles o elementos decorativos, mejor “en otros tonos o con estampados, para personalizar la estancia”.


    Para la interiorista, “es interesante que tengan un espacio propio, que sientan suyo, donde desarrollar la creatividad y responsabilidad”. Su hija disfruta a diario de todos los rincones, así que “tan pronto coge un libro y se sienta en la butaca como juega sobre la alfombra con piezas de construcciones”.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Adiós a la cuna... ¡Bienvenida a la camita de Martina!
    Sonia Escribano

    La cuna ha dado paso a una cama modelo HEMNES de IKEA. A su lado, se sigue manteniendo el sillón orejero STRANDMON en color gris, perfecto para que Martina disponga de su propio rincón de lectura. Y donde antes había dos alfombras de pelito blanco, ahora encontramos una gran alfombra supercálida en color gris, con dibujos de corazones blancos que añaden mucha dulzura sin renunciar a los tonos neutros.

    Nuevos usos para la cómoda
    Sonia Escribano

    La cómoda HEMNES ya no tiene que actuar como cambiador, así que la balda superior ahora cuenta con objetos decorativos y juguetes, todo en la misma gama de grises para generar armonía. Como colofón, Sonia ha colgado varias estrellas y corazones en los tiradores de los cajones. ¡Nos encanta!

    De Ikea: cama Hemnes (149 €); funda de cojín Aina (7 €); taburete con escalón Bekväm a modo de mesilla (14 €); sillón orejero Strandmon (99 €); cómoda Hemnes (199 €); a la derecha, lámpara de mesa con pantalla Skottorp (6 €) y estantería Kallax (49 €). La alfombra es de Lorena Canals.

    Un toque natural
    Sonia Escribano

    Para añadir un toque muy natural, como si de un bosque de fantasía se tratase, el cabecero de la cama se decoró con una guirnalda de hojas de la serie HÖSTPROMENAD. La funda nórdica BERGPALM con finas rayitas rosas, se combinó con distintos cojines, uno con pelo blanco tipo peluche, y otro estampado con lunares.

    Mesita de noche
    Sonia Escribano

    El famoso taburete BEKVÄM se transformó en la mesita de noche de Martina. En la balda superior, una campana con iluminación LED crea un rincón rebosante de magia. Sobre el escalón, uno de los peluches de la niña descansa en compañía de una vela decorativa. Menudo estilazo.

    Su rincón de lectura
    Sonia Escribano

    Como te decíamos, el sillón STRANDMON ya estaba en el dormitorio desde que Martina era un bebé. Su tapizado en color gris es perfecto para encajar en la decoración de aires nórdicos.

    La butaca es básica para las tomas nocturnas y, cuando crezca, para leerle un cuento antes de dormir. Ya mayor, es posible que Martina la use “como zona de lectura. Y, si no, pasará al salón, pero no me voy a deshacer de ella, porque me encanta".

    Juguetes y mucho más
    Sonia Escribano

    A los pies de la cama se situó el banco juguetero de Martina. Además de colocar una colchoneta fina para que el asiento fuera más cómodo, Sonia lo personalizó con una tela de lino y añadió dos tiradores redondos. Uno de ellos, decorado con el mismo tipo de estrellita que encontramos en los cajones de la cómoda.

    El banco es un espacio extra para los juguetes. También, un asiento. Y si se extrae el cajón, “sirve de escritorio para que los más pequeños dibujen”.

    Detalles que marcan la diferencia
    Sonia Escribano

    La cómoda es un plus de almacenaje sobre la que se puede colocar un cambiador portátil. “Cuando el peque crezca y no se necesite, podemos seguir teniendo una pieza que nos acompañe durante mucho tiempo”. Con el paso de los años, los niños tienen más cosas que guardar, no solo ropa, sino disfraces y juguetes. Tener espacio de almacén a mano "les permite ser autosuficientes a la hora de sacar y meter cosas y da facilidades para recoger".

    Sobre la cómoda, Sonia incluyó un tren de juguete cuyos vagones son las iniciales de Martina. ¡Qué detallazo tan bonito!

    Mini biblioteca
    Sonia Escribano

    La estantería KALLAX se customizó con nuevos tiradores y se organizó como librería. Las plantas y los maceteros de fibras ponen el broche de oro a un look muy natural.

    Implica a tu hijo en la decoración de su dormitorio. Martina seleccionó los tiradores de la estantería, que son de Leroy Merlin, de los que cuelgan estrellas y corazones, de Ikea y Muy Mucho. Ha disfrutado tanto que “dice que va a redecorar y mueve las cosas de sitio en casa para ver cómo quedan”.

    Martina y Sonia
    Sonia Escribano

    Aquí las tenemos, mami e hija compartiendo un rato de lectura.

    Proyecto, información y estilismo: Sonia Escribano.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo