5 claves básicas para montar un dormitorio infantil unisex

Si quieres apostar por la neutralidad de género en su habitación, ¡has llegado al sitio adecuado!

Dormitorio infantil unisex
Zara Home

La entrada de una nueva década debería marcar un antes y un después en muchas de las concepciones que aún siguen vigentes y arraigadas en nuestra sociedad, como es el caso de los roles de género. ¿Por qué las niñas han de vivir rodeadas de color rosa y los niños de azul?, ¿aún no ha quedado claro que ni son princesas que necesitan ser salvadas, ni guerreros que deben luchar por su protección?

Sí, provocar el cambio es complicado, pero también necesario, y para ello, nada mejor que empezar por la decoración de sus habitaciones: el entorno donde desarrollarán su personalidad y su particular visión del mundo. ¿Te has decidido a crear un dormitorio infantil unisex? ¡Enhorabuena! Ya formas parte del progreso, ahora solo tendrás que tomar nota de nuestras 5 claves deco, ¡y objetivo conseguido!

Te interesa: LAS HABITACIONES INFANTILES MÁS BONITAS QUE VIMOS EN 2019

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Adiós al rosa y al azul

Despídete de la eterna clasificación por colores, ¡resulta anticuada y aburrida! En su lugar, atrévete a crear un dormitorio alegre y divertido ayudándote de tonos frescos y vitamínicos como el mint o el amarillo. Además, puedes jugar con los estampados: rayas, lunares, puntitos, flores... ¡Sean bienvenidos!

2 Céntrate en un estilo

Eso te facilitará las cosas a la hora de elegir decoración. Más rústico, más nórdico, inspirado en la selva, en un personaje concreto... Una vez lo tengas claro, sabrás qué tipo de textiles, materiales y colores son los que pegan con el dormitorio.

Por ejemplo, una habitación de aires rústicos como la que ves en la foto quedará estupenda con piezas de madera y fibras naturales como el mimbre y el ratán, combinadas con tejidos suaves en tonalidades beiges y acentos mostaza. Los juguetes y los peluches... ¡son cosa de los peques!

3 Paredes 'genderless'

Los papeles pintados y los murales son grandes aliados de la decoración, porque con un simple gesto son capaces de crear ambientes únicos. Y si hablamos de dormitorios infantiles unisex, más aún: motivos botánicos, rayas, patrones geométricos, animales, muñecos... Las opciones son infinitas, ¡que vuele la inspiración!

4 Los muebles, mejor en blanco

Cuando los niños llegan a este mundo, no sabemos cuáles serán sus gustos o preferencias. Por ello, unos muebles en color blanco constituirán el lienzo perfecto sobre el que desarrollarán su personalidad. Piénsalo: admiten todo tipo de colores a su alrededor, y seguirán sirviendo a medida que se vayan haciendo mayores.

5 Una zona de juegos a su medida

Un básico en toda habitación infantil que se precie es la zona de juegos. Pero si quieres evitar los tópicos a toda costa, olvídate de las cocinitas para las niñas y los aviones para los niños. Nuestra propuesta resultará mucho más interesante y constructiva para los retoños. Y es que lo ideal sería concebir un entorno de relax donde abunden los cojines, las alfombras y las mantitas, sin olvidarse de una buena iluminación.

De esta forma podrán leer, tumbarse a escuchar música o jugar un rato con la tablet. Además, si colocas una pequeña mesa con taburete les proporcionarás el perfecto rincón para realizar sus manualidades preferidas, fomentando la creatividad y el desarrollo de su imaginación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo