El dormitorio de un chico decorado con sus nuevas aficiones

Piratas, libros, fútbol... El dormitorio de Jorge se ha adaptado a su nueva etapa de estudiante.

Habitación infantil
Miriam Yeleq

El fútbol, los amigos, la lectura y el mar son las grandes pasiones de Jorge y quería que en su habitación estuvieran presentes. ¡Dicho y hecho!

La interiorista Susana García Peredo fue la encargada de decorar la primera habitación "de mayor" de su hijo Jorge, en la que debían estar presentes todas sus aficiones, y disponer de una luminosa zona de estudio donde realizar tareas.

1 de 5
Habitación infantil
Miriam Yeleq
Papel en azul marino

Una de las paredes se cubrió con un papel en azul marino que saca a la luz el mapa del tesoro. Unas baldas a la misma altura sirven para dejar cuentos, dibujos y juguetes.

Una cama nido oculta mantiene el cuarto despejado y permite a Jorge invitar a algún amigo a dormir. La ropa de cama se eligió con motivos marineros en sintonía con la temática de la pared.

Papel pintado Pirate Seas, de Hibou Home, en Nik Nai Nuna. Estantes, de Ikea. Alfombra, de Habitat. Cojines y muñecos, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Habitación infantil
Miriam Yeleq
Zona de estudio

Delante de la ventana se dispuso la zona de estudio para que estuviera bien iluminada. Un estor evita la entrada excesiva de luz natural. El escritorio, adquirido en una almoneda, es un antiguo pupitre de colegio. La silla y la lámpara de mesa le dan el toque de diseño al espacio.

Estor de lino bordado, de Gancedo. Silla Eames, con asiento en negro y patas de madera natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Habitación infantil
Miriam Yeleq
Buen equipo

La pasión por el fútbol de Jorge no es ningún secreto, por lo que era de vital importancia que en la habitación hubiera un futbolín para echar unas divertidas partidas con los amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Habitación infantil
Miriam Yeleq
Un cómodo sillón para leer

Y tras la emoción del partido, vendrá bien apaciguar ánimos con una sesión de lectura. Para ello se eligió una butaca de cuero de los años 50 y el asiento se retapizó con un juvenil estampado de rayas. En la pared, unas baldas lacadas en azul, como el papel pintado, y a su altura le permiten coger los libros sin tener que escalar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Habitación infantil: Plano
Hearst Infografía
Con cama nido y escritorio

1. ZONA DE ESTUDIO. Delante de la ventana se ubicó el escritorio y la silla donde Jorge realizará a diario las tareas del nuevo curso recién empezado.

2. ESPACIO PARA JUGAR. La zona central de la habitación se dejó libre para que Jorge y sus amigos puedan jugar en el suelo sobre la alfombra. Frente a la cama se colocaron un futbolín y un rincón de lectura formado por una butaca y estanterías en la pared con sus cuentos favoritos.

3. ÁREA DE DESCANSO. En el otro lado de la habitación se ubicó la cama nido, con un frente de pared empapelado que le da absoluto protagonismo. Tras la puerta, el amplio armario ropero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños