Dormitorios compartidos (y sus planos)

¿Dos niños y una sola habitación? Compara estos ejemplos con la planta y la superficie del cuarto de tus hijos para dar con una distribución cómoda y funcional, con zonas de descanso, estudio y almacén.

image
1 de 10
Con camas abatibles

Si buscas optimizar al máximo el espacio, elige unas literas plegables que permitan despejar el centro de la habitación. Encontrarás diseños con la base de pizarra o de corcho que, al abatirse, se transforman en grandes lienzos o paneles para recordar citas. Resuelve la zona de estudio con una mesa que tenga suficiente amplitud para que los dos hermanos estudien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Con camas abatibles (plano)

En este dormitorio, de 15,75 m2, se crearon tres ambientes cómodos y desahogados. Además las literas son abatibles y, cuando se pliegan, las niñas disponen de más espacio para jugar. La pared que queda a la derecha de la puerta se aprovechó con un gran armario empotrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Un dormitorio alargado dividido en dos zonas

En este dormitorio, de casi 13 m2, un tabique de medio cuerpo independiza la zona de descanso de la de estudio. La pared que queda bajo la ventana se ocupó con una encimera en la que caben dos niños. Las camas se situaron en línea, a distintas alturas, lo que permitió aprovechar el espacio inferior con armarios y cajones a medida. A la derecha de la puerta de entrada, con cuidado de no obstaculizar el paso, se realizó otro armario, que llega hasta el techo, y un mueble bajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Un dormitorio alargado dividido en dos zonas (plano)

La planta alargada de este dormitorio se salvó con una litera tipo tren que se adapta al largo de la pared. La mesa de estudio, que ocupa el frente de la ventana, se ubicó en una zona independiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Una habitación con literas

Las literas son la mejor solución para disponer de espacio libre en el dormitorio. En lugar de mesillas, junto a las camas se colocó un baúl -que también se utiliza como banco-, y delante queda espacio para juegos. La zona de estudio se ubicó frente a la puerta de entrada. Cuando la hermana ya haga deberes, la mesa se puede colocar junto al baúl, bajo la ventana, para que cada niña estudie por un lado de la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Una habitación con literas (plano)

Este dormitorio, de 8,70 m2, se decoró con unas literas adosadas a la pared. La idea era disponer de una zona de juegos amplia y de una mesa de trabajo para la hermana mayor, con la posibilidad de que en el futuro pudieran estudiar dos niñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Un cuarto con muebles a medida

Son la mejor solución para aprovechar el espacio en habitaciones de planta irregular, con retranqueos y pilares. Bajo la ventana se ubicó una encimera en forma de cuña, que se adapta a la irregularidad de la pared, y la cama se enmarcó con una estantería con bastante capacidad de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Un cuarto con muebles a medida (plano)

Con planta irregular y 14,72 m2, este dormitorio cuenta con tres zonas bien diferenciadas: la de estudio, que se ubicó bajo la ventana, la cama, adosada a la pared de la izquierda, y la de almacén, que se resolvió con estanterías a medida y un armario empotrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Un dormitorio con zona de paso despejada

Para disponer de espacio libre en el dormitorio, se optó por distribuir las zonas de descanso y de estudio en forma de L. La pared de la ventana se aprovechó con un tablero, que va de lado a lado, con una cajonera central, dos sillas y una estantería pequeña en un extremo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Un dormitorio con zona de paso despejada (plano)

A la hora de planificar este dormitorio, de 6 m2, se valoró la forma rectangular de su planta, así como la ubicación de la puerta y la ventana. Bajo esta última, se ubicó la zona de estudio y la cama se colocó junto a la pared de la derecha, de forma que el paso desde la puerta a la mesa sea directo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños