Un divertido y alegre dormitorio para dos hermanos

Blanco, gris y mostaza fue el trío elegido en la decoración de este cuarto en el que dos hermanos comparten risas, sueños y juegos.

image
Hearst Spain

 

Realización: Pilar Perea. Fotos: Miriam Yeleq. Plano: Hearst Infografía

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel pintado

Parecidos, pero no iguales. Se eligieron dos modelos distintos de papel pintado para diferenciar el espacio de descanso de cada hermano: un diseño de rayas verticales con detalle vinílico de una bici, para el mayor, y otro de animales para el pequeño. El mismo tono gris sirve de conexión. Papel pintado y decoración de pared, de Piccolo Mondo.

dormir en ángulo
Las camas se colocaron en forma de L y a diferente altura para darles a los niños mayor intimidad. La zona inferior de una de ellas cuenta con espacio de almacenaje, mientras que la otra tiene cama nido, por si viene un amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estantería

Una generosa composición modular ocupa todo un lateral. Consta de armarios, cajones y baldas para almacenar, y de una pizarra central. Estantería, de la colección Colonial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Perchero metálico

En la pared se colocó un perchero metálico para abrigos. Bajo él, la mecedora de mamá sirve ahora como rincón de lectura junto a una mesa auxiliar y una lamparita. Todo, de Piccolo Mondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En madera y metal

Es perfecta para el escritorio o la mesilla de noche. Lámpara Lida, de La Redoute Interieurs (79,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojín de tono mostaza

Es tendencia. El mostaza pisa fuerte esta temporada. Cojín estampado de algodón Lozagne, de La Redoute Interieurs (14,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con camas en forma de L y rincón de lectura

La firma Piccolo Mondo, encargada del proyecto, dividió este cuarto en tres zonas y
lo decoró con muebles de la colección Colonial, que permite múltiples combinaciones.

1. RINCÓN DE LECTURA.
A la entrada se creó un pequeño espacio para leer, muy básico, con una butaca mecedora, una mesita auxiliar que también sirve de almacenamiento extra y una lámpara de sobremesa.

2. ALMACENAMIENTO. Cuando la habitación la comparten dos niños, la ropa, los juguetes y los libros se duplican. La solución para mantener todo bien organizado llegó de la mano de una estantería que ocupa casi toda la pared.

3. ÁREA DE DESCANSO. En lugar de optar por literas, se decidió colocar dos camas de 90 cm en ángulo. Se dejó una zona central en el suelo despejada que, cubierta con una alfombra, resulta ideal para juegos. Nos gusta la idea de poner las camas a dos alturas para preservar la intimidad de cada niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños