Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Un dormitorio crecedero y decorado con mucho estilo

Los tonos neutros son atemporales y se adaptan a todas las edades. La habitación de Carlos, decorada en beis y blanco, crecerá con él sin necesidad de hacer cambios.

1 de 17
Cabecero tapizado

Adosada a la pared se instaló la cama, coronada por un cabecero tapizado de formas sinuosas. Una constelación de estrellas cubre la colcha estampada en beis y gris. Sobre ella descansan cojines y peluches. Cabecero, colcha y cojines, de Zara Home.

RENDIDOS A SUS PIES
Colocar dos taburetes al final de la cama resulta una excelente idea: Carlos se calza cómodamente y, además, tiene asientos extra para sus amigos. Banquetas de fibra natural, a juego con la mesilla de noche, de la firma Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 17
Mesa vintage de madera

Un aplicado Carlos posa en el escritorio de su amplio dormitorio. A la mesa vintage de madera sin tratar le acompaña una silla blanca, con un cojín beis en el mismo tono de la pared. Al fondo, una vitrina pone orden en juguetes y libros. Mesa, de www.treedays.com y silla lacada, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 17
Zócalo de rafia

A media altura se colocó un zócalo de rafia, que decora y protege las paredes de roces y manchas. Sobre la cama, una composición de fotografías enmarcadas agrupa los recuerdos más divertidos de la existencia de Carlos: desde que era bebé hasta la actualidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 17
Baúl de fibra natural

Para darle un aire más desenfadado al dormitorio, la mesilla de noche se sustituyó por un baúl de fibra natural, en cuyo interior Carlos puede almacenar libros o juguetes y mantener la habitación en perfecto orden. Unos lápices de madera tamaño XL ponen la nota divertida en la decoración de la estancia. Lámpara, de betterandbest.es. Los lápices escultura son de www.treedays.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 17
Pasión por la lectura

Carlos lee en el sillón, alumbrado por el flexo de la mesa de estudio. En la pared se aprecia la moldura blanca que separa la pintura del zócalo inferior, de rafia. Unas perchas exhiben gorras y los trofeos del niño. Butaca, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 17
Flexo y accesorios

Mesa despejada. Para facilitar una adecuada concentración en el estudio, es importante mantener la mesa libre de elementos que distraigan. Sobre ella solo debe quedar lo imprescindible: cuadernos, libros, útiles de escritura... Flexo y accesorios, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 17
De estilo nórdico

Un sillón tapizado con tela antimanchas Varese y pies de haya natural, para sus momentos de lectura. Butaca Bobly en beis, de www.kavehome.com (327 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 17
Plano del dormitorio

Las dimensiones de este dormitorio permitieron que a la cama se sume una zona de estudio con luz natural y abundante espacio de almacén. El centro de la habitación se dejó despejado para que Carlos juegue con amigos a sus anchas.

ZONA DE ESTUDIO.
Debajo de la ventana se colocó el escritorio, formado por una mesa y una silla. A su izquierda se dispuso una cómoda butaca para que Carlos disfrute en ella de sus momentos de lectura.

DESCANSO Y JUEGO.
La cama se ubicó a la derecha, adosada a la pared del fondo. Junto a ella se situó un baúl que hace las veces de mesilla. El suelo se cubrió con una alfombra de pelo largo, donde jugar calentito en el invierno.

ALMACENAMIENTO.
El dormitorio cuenta con dos armarios: uno empotrado a la izquierda de la puerta de entrada, para la ropa, y otro exento al fondo, con vitrina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 17
Matices atemporales

Viste las paredes con tonos lisos o ligeramente estampados, como unos mini banderines festivos. Tejido Fanion Cirque blue violet de la colección Alice & Paul, de Casadeco (71,05 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 17
Cabeza de ciervo

Decora la pared con un suave peluche de su animal favorito. Cabeza de ciervo realizado en fieltro, de Car Möbel (39,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 17
Baúles de mimbre

Los cestos sirven de mesilla y como almacenamiento. Conjunto de dos baúles de mimbre Océan, de Maisons du Monde (79,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 17
Manta

Una manta o colcha fina le servirá para abrigarse en las primeras noches frescas del otoño. Manta, en 130 x 180 cm, de Lexington (159 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 17
Cojín de algodón

Tejidos naturales y tonos azules van a protagonizar la nueva estación. ¡Anticípate a la tendencia! Cojín de algodón, de Zara Home (15,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 17
Con ganchos

Para colgar sus medallas, gorras y abrigos. Perchero de pared en madera de mango Full, de www.kavehome.com (25 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 17
En tamaño XL

Lápiz parece, pero no lo es. En realidad es un mullido cojín con un diseño divertido. Lápiz decorativo Hemmahos, de Ikea (14,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 17
Puf trenzado de yute

Este taburete bajo le servirá tanto de asiento como de mesita auxiliar. Puf trenzado de yute Gema, de Maisons du Monde (69,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 17
Silla lacada

Acompaña la mesa de estudio con una silla sin tratar, lacada en un tono natural o, como esta, en blanco, un color fácil de combinar. Silla infantil Romance, de Vertbaudet (57,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños