En este dormitorio reina la zona de juegos

A Mateo solo le interesa una cosa: jugar. Por eso, su habitación se habilitó con zonas despejadas donde sentarse a leer, pintar o galopar en su caballo.

image
Hearst
1 de 5
Se impone el juego

Con la litera pegada a la pared, el resto de la habitación queda libre para disfrutar sentados en sillas o, incluso, en el suelo. El diseño contemporáneo se enriquece con muebles recuperados, como la cajonera que hace de juguetero. Litera, alfombra y mesa, de Ikea. Letras, de La-a.

Refugioprivado
Bajo la litera se ha dispuesto una zona chill out,
con colchoneta y cojines, que se ha convertido en el rincón de lectura favorito del pequeño Mateo. Las guirnaldas le dan un alegre toque festivo; la de banderines, es de Calma House.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Armario de pared

Para disimular la notable altura de los techos, se optó por decorar las paredes con un medio zócalo pintado en azul oscuro. En la parte superior se dispuso un mueble alto para almacenar ropa de cama, juguetes de mayor envergadura, e incluso, zapatos de otras temporadas. Armario de pared, de Ikea. Taburetes con asiento de enea, de Bambú-Bambú. Puf, de Nobodinoz. Caballito, de Lovely Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Para rematar el zócalo

Resulta una excelente idea para aprovechar el potencial de almacenaje de las paredes. A la misma altura que la litera, sirve para colocar cuentos, adornos y juguetes. La pared se decoró con unos mini vinilos de animales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
En el cuarto de baño

Junto al inodoro se ha dispuesto una balda decorativa que sirve a la vez para colocar fotos, lecturas o tizas con las que escribir en las paredes sin que los adultos se enfaden, ya que están revestidas con pintura de tiza lavable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Con cuarto de baño incluido

El estudio de arquitectura Twobo

(www.two-bo.com) se encargó de la reforma y distribución de este dormitorio infantil con una amplia zona de juegos al que se añadió un cuarto de baño, con el sanitario en una cabina separada.

ÁREA DE DESCANSO. Se dispuso una estructura de cama alta pegada a la pared, tipo litera, cuyo espacio inferior, al quedar libre, se aprovechó como acogedor rincón de lectura.

ZONA DE ESTUDIO Y JUEGOS. En el centro, despejado, se extendió una alfombra sobre la que se colocó una mesa y un par de sillas para hacer las tareas del cole y el resto se dejó libre para juegos. Un mueble de almacenamiento en un extremo y un banco en otro completan esta zona lúdica.

CUARTO DE BAÑO.
Junto al dormitorio de Mateo se ubicó un cuarto de baño dividido en dos zonas independientes: el lavabo y el inodoro, al fondo. Destaca el suelo
de baldosa hidráulica, rescatada de edificios de derribo en Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños