Un dormitorio con total independencia

Cuando los hijos se hacen mayores, sus necesidades y aficiones cambian. En su cuarto no solo descansan y estudian, además, gran parte de su tiempo de ocio lo pasan allí.

image
Hearst
1 de 12
Cama con estructura de madera

La zona de descanso está formada por una sencilla y rústica estructura de madera con piecero y cabecero.

Las nuevas generaciones, más altas, requieren camas con medidas especiales; ésta es de 140 x 200 cm. A un lado se colocó una mesilla y al otro, una cómoda de diseño similar, ambas con cajones. De Gloss & Rafles: mesilla de noche azul (310 €) y cómoda (650 €). Colcha y lámparas, de Zara Home. Manta, de Textura.

Debajo de la cama
Su estructura, de madera maciza natural, se puede personalizar con una mano de barniz o pintura. Además, al ser alta, permite colocar (y ocultar) cajas de almacenaje debajo de ella. Cama y alfombra, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Objetos decorativos

En la cómoda, la lámpara comparte espacio con diferentes objetos decorativos. Un pisa papeles en forma de pájaro, cajitas de metal o velas perfumadas en vasos de cristal. Cajas y velas, de
la firma Natura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Rincón de lectura

Junto a la mesilla de noche, se colocó una confortable butaca con reposapiés para que su propietaria estire las piernas mientras practica la lectura, una de sus aficiones favoritas.

De Ikea: sillón orejero Strandmon, un diseño de los años 50 actualizado, (199 €) y reposapiés a juego (79 €). Cojines, de venta en Natura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Textiles lisos

Atrás quedaron los estampados vistosos para la ropa de cama y los cojines. La joven dueña de este cuarto prefiere ahora tejidos en tonos lisos o motivos mini, casi imperceptibles, como los que decoran los cojines que cubren la cama. Eso sí, de colores variados. Sobre el cabecero, una guirnalda decorativa con pompones repite el mismo esquema cromático. Cojines, de Zara Home y Natura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Escritorio de estilo nórdico

Frente al sillón de lectura, y junto a la ventana, se ubicó el escritorio de estilo nórdico, formado por un par de caballetes de madera reciclada y sobre de cristal. Cada una de las patas cuenta con una balda inferior, muy prácticas para almacenar libros, cajas, etc. Caballetes modelo Nordic Set, de Natura (89 €/2, sin cristal) y silla en madera natural y polipropileno transparente, de la firma Gloss & Raffles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Material de trabajo

¡Al contenedor! Cajas, cestas, botes y cubiletes sirven para mantener en orden bolígrafos, lápices, rotuladores, libretas o clips. Colocar un cactus en la mesa es buena idea para neutralizar las radiaciones del ordenador o del móvil. Accesorios de escritorio, de Ikea, Natura y Mr. Wonderful. Cactus, de Ikea (4,99 €/3).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Estanterías

En lugar de cortinas, se ha elegido un estor para tamizar la luz natural que entra por el amplio ventanal. Frente al escritorio, se aprovechó un generoso retranqueo en la pared para fijar tres baldas y crear así una amplia estantería a medida. En ella, los libros conviven con fotos, plantas y piezas decorativas. Estantes modelo Lack y marco de fotos, de Ikea. En primer plano, bolso, de venta en Natura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Mueble bajo modular

Junto al rincón de lectura se dispuso un mueble bajo modular con estantes tipo cubo, a modo de mini librería. Se utilizó un sistema de cajas con asas de fibra natural para almacenar carpetas y apuntes con el fin de dar una imagen más ordenada de la habitación. Sobre el mueble descansan distintos objetos decorativos y una lámina con motivos vegetales que, apoyada en la pared, le da un toque eco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Cuarto de baño

Junto a la cama, una puerta comunica la habitación con el cuarto de baño revestido en mármol y de estilo natural. Un mueble de cajones volado despeja visualmente el espacio y acoge el lavabo redondo exento. Sobre él, un espejo sin marco. En el rincón se colocó una estantería de baldas que almacena accesorios y cosméticos. Frente al lavabo, el inodoro y la ducha. Toallas de baño, de la firma H&M Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Con escritorio, vestidor y baño integrado

DORMITORIO. Junto a la amplia cama de medidas especiales, se dispusieron una mesilla y una cómoda con cajones. El cuarto se completa con una butaca con reposapiés y una mesa de trabajo, a ambos lados de la ventana. A los pies de la cama, además, se colocó un banco multifuncional.

ALMACENAMIENTO
El dormitorio se comunica mediante un vano con un pasillo en el que se ubicó el armario ropero. Éste, de amplias dimensiones, ocupa toda una pared. El espacio que queda libre lo utiliza su joven propietaria como un confortable vestidor. Al fondo, una puerta da acceso al baño.

CUARTO DE BAÑO
El suelo de madera queda atrás y el nuevo revestimiento de piedra nos indica que estamos en otro espacio. Alicatado en mármol, el cuarto de baño cuenta con un amplio mueble volado con lavabo exento, una estantería a la vista y, enfrente, la ducha y los sanitarios, en blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Eterna primavera

Mariposas de papel Tiny, en verde y blanco, para decorar la pared (1,45 €/75 unidades). De EmbossingBird en www.dawanda.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
En pareja

Para guardar sus pequeños tesoros, cajas de cartón de estilo boho chic Paisley, de venta en Zara Home (9,99 € y 12,99 €)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños