Un simpático dormitorio decorado con letras

¿Puede tener la decoración un carácter educativo? Sí, y prueba de ello es esta divertida habitación infantil presidida por el abecedario.

image
1 de 5
Mix de papel y pintura

Los estampados pueden saturar el ambiente; por eso, aquí solo se empapeló el frente de la cuna y el resto de paredes se pintaron en un tono liso. El rodapié y la estantería en blanco, como la cuna, también aligeran el ambiente.

Tela bordada para cortinas y estampado con fondo azul para la butaca; ambas son el modelo Alphabet Zoo,  de la colección Abracazoo, de Little Sanderson para Gancedo (127,20 y 53,41 €/m respec. ambas en 1,40 m de ancho).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Cuna

La cuna se dispuso alejada de la ventana para que ni la luz ni los ruidos molesten el sueño del bebé. Se eligió un sencillo modelo de madera lacada
en blanco protegida con chichoneras. Éstas van tapizadas, al igual que la almohada y el cojín, con telas de cuadros a pequeña y gran escala. Telas Brighton y Appledore, de la colección Bramley Cheks, de Little Sanderson para Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Estampado

Recitar el alfabeto y asociar cada letra al nombre de los animales mientras descubren sus travesuras es el divertido estampado Alphabet Zoo, obra del diseñador británico Tony Tricky. La firma Sanderson lo ha reflejado tanto en el papel pintado (74,95 €/rollo de 10 metros en 0,50 m de ancho) como en los textiles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Tela de tapicería

El visillo bordado tiene el fondo blanco, pero la tela
de tapicería está disponible en varias combinaciones de color y en fondo azul. Todo de venta en Gancedo.
¡Nunca aprender un idioma fue tan divertido!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Distribución de la habitación

La firma británica Sanderson es la responsable de empapelar, tapizar, e incluso, personalizar el mobiliario de esta habitación infantil que se ha organizado en una zona de descanso y en otra lúdica. En ambas es posible aprender jugando.

1. ÁREA DE DESCANSO. Se aprovechó el retranqueo de una pared empapelada para colocar la cuna de barrotes. El bebé, tumbado o sentado en ella, observará minuciosamente las letras del papel pintado o de la colcha y se acostumbrará a ellas.

2. ZONA DE JUEGOS. Junto a la ventana se ubicó una confortable butaca para facilitar las tomas del biberón. A los pies, una generosa alfombra blanca le protegerá del frío mientras juega. El problema de almacenamiento se solventó con una cómoda de cajones y un armario enfrente (no se ve en la foto). Ambos se han personalizado pintándolos de azul para crear un ambiente relajante

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños