Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Érase una vez… Un dormitorio de cuento

Como sacado de Las Mil y Una Noches, este dormitorio respira un romanticismo exótico que nos traslada a un destino de cuento.

Hearst Spain
1 de 4
Zócalo protector

Sabia mezcla de texturas. El sueño de la joven princesa que habita este dormitorio está protegido por las telas del estor, el visillo y la mosquitera, livianas pero con caída.

La mesilla decapada le otorga al rincón un toque exótico. Mosquitera, de A Loja do Gato Preto. Mesilla, de Zara Home. Lámpara, de Mobisa. Guirnalda luminosa, de Maisons du Monde.

Las paredes de la habitación se han protegido con un zócalo a media altura que proporciona calidez al ambiente. Y aquí, en la zona de descanso, también sirve para preservar un frente muy expuesto a los roces

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Alfombra de pelo largo

Mezcla de estilos. Sobre la alfombra de pelo largo descansa una mesa de estudio con ruedas, cuyo porte clásico contrasta con la silla, un clásico del diseño. En la pared destaca un trofeo decorativo. Escritorio, de Casa y Campo. Silla, de Vitra, en Mobisa. Cabeza de elefante realizada en esparto, de Mimub.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Cojines

Sobre la almohada de la cama se han colocado unos cojines con clara inspiración artesanal. Uno va forrado con tela de cuadros british y rematado con madroños de colores mientras que los otros lucen un estiloso bordado a punto de ganchillo. Cojines y funda, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Distribución de la habitación

La arquitecta Mª José Navarro Segura es la artífice de la decoración de este cuarto juvenil que derrocha encanto. Las tres zonas en las que se ha distribuido destacan por su mobiliario sencillo y básico. Menos es más.

1. ÁREA DE ESTUDIO. El escritorio, formado por una amplia mesa de estudio y una silla, se colocó perpendicular al generoso ventanal. Se evitó decorar en exceso la pared para que la concentración fuera máxima.

2. DESCANSO. Paralela al escritorio se ubicó la cama con el cabecero de espaldas a la ventana. Así la luz no molesta el sueño de su joven propietaria. Los textiles escogidos, la mesilla
de noche y, sobre todo, el dosel que envuelve la cama proporciona un toque mágico y misterioso a esta zona.

3. ALMACENAMIENTO.
Un armario empotrado sirve para mantener en orden el extenso ropero de su propietaria. Y es que, al igual que a las princesas, le encanta la moda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Camas