Un alegre espacio multiusos para los más pequeños de la casa

El sótano de este adosado se transformó en un refugio infantil gracias a una distribución acertada y a un mobiliario que se adapta a sus necesidades.

El estudio Meritxell Ribé convirtió un sótano en una habitación multiuso para las actividades diarias de los niños con espacio para el estudio, la diversión y el relax.

Unas colchonetas en el suelo hacen de divertidos sofás e imprimen un aire desenfadado al espacio. En ellos pueden jugar o relajarse. Asientos con telas de Güell-Lamadrid. Cojines amarillos, de Littlephant.

Para restar seriedad a la zona de estudio, se eligieron unas divertidas sillas fiel reflejo del upcycling o reciclaje creativo. Una buena manera de potenciar en los más jóvenes la imaginación y los valores ecológicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un sótano bien aprovechado

La amplitud de la planta baja permitió diseñar un espacio multiuso, que sirve tanto de zona de estar infantil como de área de juegos y estudio. Guirnalda de números, de Littlephant. Cestos, de Filocolore.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Doble escritorio

Los mayores necesitan un lugar de trabajo más formal. Se eligió un doble escritorio equipado con espacio de almacén y sillas giratorias. Mesa y cajoneras, diseño de Meritxell Ribé. Sillas Scooter, del Estudio Bel&Bel, realizadas con piezas originales de motos Vespa. Flexo, de Artemide. Pufs de punto, de Sacum.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombra de bolas multicolor

Sobre la alfombra de bolas multicolor se dispuso una original mesa de madera con asientos a juego donde realizar los primeros deberes. Frente a ella, pegado a la pared, se colocó un mueble con cajones realizados a medida por el estudio Meritxell Ribé que hacen las veces de jugueteros. Estos, al disponer de ruedas, permiten que los más pequeños puedan llevarlos de un sitio a otro sin problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de distribución

1. ALMACENAMIENTO. Un mueble bajo, que ocupa toda una pared, se utiliza para tener a mano
los libros y juguetes de los hermanos.
2. ZONA DE ESTAR Y RELAX. En el suelo, sobre una alfombra de fibra, unas colchonetas en forma de L sirven para sentarse a leer de una manera más desenfadada, jugar o tumbarse y relajarse tras la jornada de colegio. Unos pufs completan el sencillo mobiliario.
3. ÁREA DE ESTUDIO. Se ubicó  una zona de mayores: con un escritorio y dos sillas de cara a la pared para una mejor concentración y otra en el centro, formada por una mesa ovalada y dos taburetes a juego, para que los más pequeños pinten y hagan los deberes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de cojines

Para una mayor comodidad a la hora de sentarse o tumbarse en las colchonetas, se dispusieron sobre ellas distintos modelos de cojines de tamaños diferentes y estampados diversos. Azules, malvas y amarillos se prodigan y conviven en total armonía con el único fin de ofrecer un ambiente sosegado y de absoluta relajación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños