Cuarto compartido en blanco, beige y madera

El uso del blanco, el beis y la madera crean un entorno relajante en este cuarto compartido por dos hermanas de edades muy próximas.

image

La interiorista Estefanía Carrero se encargó de la distribución de este dormitorio multifunción dividido en tres zonas. Su objetivo era sacar provecho a la luz natural y al espacio potenciado por espejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reposapiés con almacenaje

Las dos camas situadas en paralelo están separadas por una chimenea decorativa. A los pies de ambas se colocaron unos amplios pufs que sirven tanto de cómodos asientos como de prácticos contenedores. Reposapiés con almacenaje en su interior Kivik, de Ikea (140 € c/u).

Un plus de estilo

En formato king size y con la luna envejecida, los espejos actúan aquí de sofisticados cabeceros. Además, sirven para ampliar la habitación visualmente. Espejos, del estudio del decorador Luis Puerta.

Detalles de color

La apuesta de tonos neutros y naturales en el mobiliario y los textiles solo se ve interrumpida por el alegre colorido de los juguetes y de algunas piezas en gris y turquesa. Ropa de cama y mosquitera Bryne, de Ikea (6,99 €).

Zona de juegos

Duktig: mini cocina (89,90 €) y juego de café (6,99 €/10 piezas). Sillón de bambú Agen (29,99 €). De Ikea.

Mesa de juegos

Este modelo de centro permite a los niños sentarse formalitos en torno a él para realizar sus primeras tareas. Su balda inferior sirve para ordenar cuadernos y pinturas y así mantener la superficie despejada. Mesa de centro Vejmon en chapa de abedul (119 €). Juego de bloques de madera Mula (9,99 €) y balancín Alce en rojo (29,99 €). Todo, de venta en Ikea.

Mini cocina

Los juegos de interpretación ayudan a los niños a desarrollar sus aptitudes sociales. Con esta cocinita, las niñas se lo pasan en grande imitando a los adultos y decidiendo sus propios roles.

Cuadro de mariposas

Conviene inculcarles desde pequeños el amor por la naturaleza y la importancia de una actitud eco, también en casa. Por eso, sobre la chimenea se dispusieron flores frescas, láminas de mariposas... Cuadro de mariposas Olunda, de Ikea (9,99 €).

Plano del dormitorio

1. ALMACENAMIENTO. Se aprovechó un retranqueo en una pared para colocar un armario de dos cuerpos donde guardar la ropa.

2. ÁREA DE DESCANSO. Próxima a la ventana; las camas se dispusieron en paralelo, separadas por una chimenea decorativa, y rematadas por sendos reposapiés. En el centro, una mesa baja que sirve tanto para juegos como para hacer deberes.

3. ZONA DE JUEGOS. En una pared, justo enfrente del armario ropero, se reservó un espacio para jugar a las cocinitas. Aquí las hermanas pasan horas preparando exquisitos menús en su mini cocina. Una práctica estantería les sirve para almacenar la vajilla y los enseres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños