Vivir con niños

La llegada de un niño implica cambios. Modificaciones sencillas para que, hasta que crezca, se sienta cómodo. Si le enseñas lo importante que es compartir, aplícate el cuento y empieza por cederle parte de tu espacio.

image
1 de 8
Una decoración infantil

Deja a un lado tus preferencias y fíjate en qué es lo que más le gusta a tu hijo para decorar su dormitorio: globos, animales... La firma Coordonné se inspira en motivos que harán las delicias de tu peque: papel pintado Bunny’s Picnic (40,70 €/rollo); cenefa Lollipops (39,20 €/rollo); y alfombra (109,80 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un recibidor adaptado a los niños

ABRIGOS Y ZAPATOS: La entrada de la casa es clave cuando hay niños. Los zapatos embarrados -¡son grandes deportistas!- se pueden dejar sobre un zapatero apilable, como el Tjusig (34,99 €). Las trencas y las mochilas, en percheros colgados a su altura: Tjusig, con 5 ganchos (8,99 €). Todo, de Ikea.
EQUIPAMIENTO DEPORTIVO: Los balones, patines, cascos, raquetas... estarán bien recogidos y siempre a mano dentro de un banco con capacidad de almacén: Stuva, de Ikea 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Crea un rincón para él

Cuando el niño es pequeño, le encanta estar contigo. En las habitaciones donde tú trabajes más a menudo -el salón o la cocina- prepárale un rinconcito para que juegue, lea cuentos o haga dibujos en tu compañía. Reserva un cajón o una cesta para que el niño guarde sus pinturas, piezas, libros o puzles sencillos. Sonajero Jill (21,90 € en Blaubloom).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Ayúdale a organizar su tiempo

Si hay algo que les resulta complicado a los niños es organizar su tiempo. El vinilo My Clock tiene una zona de pizarra para dibujar con tiza cuándo toca empezar a hacer los deberes o hasta qué hora hay que dormir la siesta. De paso, practicarán a leer el reloj de forma divertida: “¿sabes dibujar las tres en punto?”. Sus medidas: 80 x 80 cm (34,90 €); de Myvinilo.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Un mundo de cuentos

Inventar juntos un cuento antes de dormir tiene múltiples ventajas: ayuda a resolver los conflictos que el niño ha tenido ese día, estimula su imaginación y crea lazos emocionales entre padres e hijos. Una cenefa de vinilo estampada dará pie a historias protagonizadas por un conejo tímido, un oso que pegaba a los amigos... (39 €/5 m en Nobodinoz).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
La iluminación del dormitorio infantil

Siempre hemos oído que los niños deben estudiar con una iluminación natural. ¿Sabes por qué? Además de forzar menos la vista, la luz del sol estimula la producción de endorfinas, que potencian la concentración, y de serotonina, que favorece el bienestar emocional. Las ventanas Velux, de tejado, permiten el paso de la luz hacia habitaciones interiores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Un perrito para su cuarto

Es importante no traspasar esa línea que separa el encanto del exceso. Un ambiente repleto de referencias infantiles puede llegar a ser tan edulcorado que empache. Opta por elementos discretos, que se puedan modificar a medida que el niño crezca sin alterar la decoración general. Por ejemplo, este burlete en forma de perrito para frenar la entrada del frío por debajo de la puerta (43 €, de la firma Laura Ashley).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Gadgets para ellos

A los niños también les encantan los colores. Unos visillos a rayas alegres, unos archivadores en tonos vivos o unos cojines con estampados originales y desenfadados les parecerán perfectos para decorar su entorno. Deja que los utilicen ¡tienen todo el derecho a disfrutar la casa! Mira estos USB con forma de Caperucita y de superhéroe (16,50 € c/u en Nobodinoz). Y, ¿qué tal unos tiradores para los cajones del baño? En el mercado los encontrarás con siluetas de mariposa, estrellas, barco, flores, aviones...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños