Personaliza su espacio

Existen soluciones que permiten adaptar el dormitorio a los gustos y la personalidad de sus pequeños usuarios. Aquí proponemos ideas que transformarán su cuarto en un espacio único.

image
1 de 11
Pared decorada

Con dos ideas sencillas, la pared de este dormitorio se convierte en parte esencial de la decoración. La hilera de percheros rojos con distinto fondo produce el efecto de un zócalo y añade dinamismo al ambiente. Sobre ella, se han dibujado números con ayuda de una plantilla. ¿Su color? Blanco, a tono con los muebles, de Pili Carrera: cómoda Tablas (606 €), sillas Hada (89 € c/u) y puf en vichy azul (82 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Cambiar los tiradores no es complicado.

Por eso, se pueden sustituir por otros modelos a medida que el niño crezca. Tiradores de Tania Carrasco: nubes (12 € c/u) y prendas (8,50 € c/u), en Trapitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Pomos con motivos infantiles

No siempre se puede comprar un armario o una cómoda específicos para el dormitorio de los más pequeños. Cuando la habitación ya está amueblada o queremos aprovechar un diseño que teníamos antes en otra habitación, basta con cambiar los pomos para darle un aire infantil. En este caso, se trata de dos tiradores con animalitos pintados a mano (13 € cada uno en Dijous).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Vestiduras con aplicaciones

La costura ha ofrecido siempre infinitas posibilidades para personalizar el dormitorio de un niño. Unas aplicaciones con figuras de formas divertidas animan cualquier superficie entelada: cabecero, cortinas, ropa de cama... Y para quienes nunca se han llevado bien con la aguja y el dedal, siempre existe la posiblidad de comprarlo hecho, como el protector Ropita, de Tania Carrasco (102 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
La ropa infantil siempre inspira ternura.

Diminutos jerséis y pantalones decoran este moisés, de la colección Ropita, de Tania Carrasco (440 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
La clave del orden es la clasificación.

Una vez que los juguetes se han agrupado, ya se pueden guardar en contenedores o cajas; ésta mide 34 x 22,5 x 12,5 cm (36 € en Trapitos). Oso, de VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Bolsas para los juguetes

Si no se pone remedio, los juguetes se apoderan de todo el dormitorio. Una solución con gracia consiste en hacer sacos de tela y colgarlos en percheros con una trabilla. La clave radica en que queden a la altura de los niños para que sean ellos quienes guarden sus cosas. Aquí se confeccionaron con dos telas que coordinan con la tapicería de la butaca. Telas de la firma Sandberg, de venta en Pepe Peñalver: Ossian, de topos de colores y Kity, con corazones (54,60 €/m c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Una cenefa inspiradora

A partir de los motivos que decoran una cenefa vistosa se puede organizar la decoración de todo el dormitorio. Y no sólo en los tonos predominantes, sino también en el estampado de los tejidos y en la elección de los complementos. En este caso, los juguetes antiguos de la cenefa inspiraron una decoración que evoca tiempos pasados. Cenefa pintada por Ana Masllorens (70 €/m aprox. según el motivo). Cómoda, de Dijous. Cojines, de La Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Pegatinas decorativas

Son la última novedad. ¿Su ventaja? Permiten decorar las paredes de forma personalizada, ya que los modelos que se elijan y la forma de colocarlos sólo depende de nuestro gusto. Como su colorido es muy marcado, los tonos de muebles y tejidos se deben armonizar con él para que el dormitorio no resulte estridente. Pegatinas Vache, de Caselio (57,75 € aprox. dos vacas, tres flores y dos mariposas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Si se alternan cojines lisos y estampados,

o incluso, si se juega con motivos distintos que comparten la misma gama de color, la cama ganará protagonismo. La línea Textura Baby, de Textura, ofrece cojines desde 7,50 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Cojines sobre la cama

Una tendencia en auge consiste en transformar la cama en un sofá durante el día. Para ello, se oculta la almohada en un cajón o dentro de un arcón cabecero, y la cama se decora con cojines de diferentes formas y tamaños. En los laterales resulta muy cómodo un cojín tipo rulo, que servirá de reposabrazos; si se remata con un lazo a tono con la tela, el efecto resultará más cuidado. Al fondo, cojín rosa, de Sia Kids (7,95 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños