Ideas para vivir con niños: salón y comedor

Entre los muchos motivos que llevan a renovar la decoración, tal vez el más agradable sea adaptar la vivienda a las necesidades de la familia. No lo dudes, cambia tu hogar para que los peques lo disfruten más.

image
1 de 9
La merienda de Reyes

Es su día de principio a fin, y la merienda no podía ser menos. En la tarde de Reyes, pídeles que te ayuden a decorar la mesa con flores y adornos que hagan alusión a tan grata fiesta. En Canterano: árbol (143,95 €) y adornos navideños de la firma Sia. Cajas y guirnalda en la librería, de Depapel. Sillas Lizz, de Kartell (165 € c/u). Individuales, de TTY. Vajilla, de Thomas. Tazas y arbolitos en la mesa, de Musgo. Alfombra, de Gandía Blasco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Una mesa multifunción

Si el salón y el comedor comparten espacio, desde la zona de estar dispondrás de una estupenda perspectiva de lo que hacen los niños en la mesa: cuentas, juegos, dibujos... Así fomentarás su autonomía sin bajar la vigilancia. Mesa Norden, de Ikea (259 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Mesa a todo color

¿Qué tal si adaptas a sus gustos el momento de comer o cenar juntos? Decora las sillas con unas galletas multicolor de quita y pon. Les fascinarán sus tonos intensos. Galletas, de Rice (23,12 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Taburetes

Los peques están más cómodos si acceden con facilidad a la mesa del comedor, en general, alta para ellos. Los taburetes Charles Ghost están disponibles en diferentes tamaños; así podrás dar con el que mejor se ajuste a su talla (desde 97 € en La Oca).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Menaje divertido

Merece la pena hacerse con piezas que predispongan a los niños hacia la comida, en especial si son algo reacios a terminar lo que tienen en el plato. La colección Banana Bros, de la firma A di Alessi, resulta muy lúdica. Salpimentero (24 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Asientos a su altura

Los niños tienen que enfrentarse a la desigualdad de tamaño entre ellos y el entorno que los rodea. Con la mecedora Rofylld, de Ikea, no tendrán problemas; en 42 x 68 x 56 cm (29,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
El suelo del salón, un todoterreno

A los peques les encanta jugar directamente sobre el suelo. Los laminados de madera resultan cálidos y, además, cumplen dos funciones básicas en una casa con niños: son excelentes aislantes acústicos -para amortiguar saltos y carreras de los peques- y se limpian con facilidad. Laminado Step Eligna U 1896, de la firma Quick-Step; en planchas de roble barnizado de gris claro, de 1,38 x 0,15 m (21,90 €/m2 aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
La alfombra

Perfecta para crear una zona de juego en el salón. La alfombra Kala, de Nani Marquina, se diseñó a partir de un dibujo ganador en un concurso que la firma hizo en una escuela de la India y, de cada unidad que se vende, 150 € se destinan a la financiación de un colegio en Bhadohi. En 1,55 x 2,20 m (999,9 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Cajas coquetas

Son la solución ideal para que los niños almacenen sus juguetes. Si las guardas en una librería, en estantes accesibles para los peques, el salón estará impecable. Cajas (desde 1,99 € en Casa).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños