Dónde situar las camas

Elegir los muebles y el color del dormitorio es importante, no sólo te dejes llevar por el estilo, ten en cuenta la distribución más funcional. En los dormitorios compartidos, todo puede encajar si lo planificas bien.

image
1 de 7
Distribución en forma de L

En este dormitorio, de 15,30 m2, la cama nido y el escritorio se distribuyeron en forma de L para ganar un espacio libre en la habitación que, durante el día, se puede utilizar como zona de estar. El dormitorio queda muy despejado en las horas de estudio, y de noche, se transforma en zona de descanso, con solo abrir la cama nido. Aquí también destaca el escritorio continuo, realizado a medida en la pared de 3,20 m, para aprovechar el espacio y la luz natural. Decorado por Ana Costas con cama nido, de Amelia Aran; y papel pintado, de Designers Guild; todo de La Casona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Literas modernas en L

El diseño de las literas ha evolucionado tanto que llegan a ser “flexibles”; puedes acomodar a dos hermanos con literas desplazadas, sin agobiar el espacio. Este tipo de cama permite jugar con la distribución y aprovechar al máximo una esquina. Además, debajo de la cama alta en queda libre un hueco, que resulta perfecto para una mesilla o como zona de almacén. El resto del espacio se aprovecha para colocar en línea con una de las paredes, una mesa de estudio para dos, y en el retranqueo de la pared, con un armario empotrado. Camas; edredones y papel; todo, en VTV.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Tradicionales en 7,80 m2

En este caso, la ubicación de la ventana y la puerta ayudaron a que la distribución fuera más fácil. Gracias a que la ventana no está centrada, sino algo desplazada hacia la derecha, se pudieron colocar las literas. Además, al otro lado de la ventana, en un tramo de pared de 65 cm, queda espacio para situar un armario sin estorbar la entrada. Por último, en la pared que queda libre, se situó un escritorio. La habitación, con una litera con cama nido, fue decorada por Íñigo Echave. Moqueta sintética, de Vorwerk. Ropa de cama, de Lexington, en Larrea Decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Literas y zona de estudio en paralelo

En un dormitorio de planta alargada es difícil encontrar espacio para crear una zona de estudio para dos y tener, además, una amplia zona de almacén. Encontrarás parte de la solución con las literas tipo tren, porque permiten tener debajo de la cama alta un armario y cajones, y debajo de la cama baja, varios cajones más. Frente a ésta, queda espacio para una encimera contínua con superficie para dos hermanos, y mucha luz natural. Literas, de Moblerone, de 3,28 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Camas en ángulo con muebles a medida

Sacar partido a un dormitorio de planta casi cuadrada es posible con dos camas en ángulo y muebles a medida con doble uso. Con la distribución planteada aquí cada hermano tiene intimidad porque las camas se separan mediante un mueble realizado a medida. Como se ve en el plano, este mueble cumple las funciones de cabecero, mesilla y murete. Éstas se colocaron en la zona más alejada de la puerta y el armario, en el retranqueo de la pared. Decoración de Anna Mercadé Doménech, de La Cabana d’Aran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Dos camas en paralelo

Siempre que las dimensiones del dormitorio lo permitan, se pueden colocar las dos camas en paralelo. Hay que estudiar la ubicación de la puerta y la planta de la habitación, para que ninguna cama sea un estorbo. El principal inconveniente es que no se optimiza el espacio, por lo que la habitación se suele utilizar sólo para descansar. El espacio que queda libre no da para un rincón de juegos o estudio, sino para crear zonas de paso, como el pasillo entre ambas, y al alrededor, que las separa de la ventana y el armario. Ropa de cama y lámpara, de The White Store.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Literas de obra con cuatro camas

Una litera de cuatro camas recorre de lado a lado una de las paredes. Esta distribución en línea es la mejor opción en dormitorios de planta alargada y estrecha. La litera de obra se realizó a medida para aprovechar al máximo el espacio. Tiene una longitud excepcional - 4,70 m- algo impensable en los modelos estándar. Las bases para las colchones quedan suspendidas y empotradas en la pared; los remates, la escalera y las barandillas de seguridad son de madera de pino. Las camas se situaron a la derecha de la entrada, para facilitar el paso; a la izquierda, se ubicó un armario, y delante de la ventana, un escritorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños