Bebés a salvo

Intentamos mantenerles entre algodones, pero nuestros peques son aventureros por naturaleza y nos dificultan la tarea. Apúntate estos consejos con los que harás que tu casa sea más segura para ellos.

image
1 de 11
Superficie antideslizante

En el dormitorio de los niños la seguridad es lo principal; elige revestimientos resistentes, como los laminados, y presta atención al acabado de las juntas, para que no se dañen los pies al andar descalzos. Procura también que no sean muy deslizantes, ya que así evitarás algún golpe. La firma Quick-Step ofrece múltiples acabados, como este roble blanqueado (32 €/m2).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Grifería antiquemaduras

En un descuido mientras le bañas, un gesto tan normal como llevar la manita a la grifería puede daros un susto a los dos. Sustituye los modelos antiguos por otros con aislamiento térmico, que le proteja frente a las quemaduras. Grohe ha pensado en su seguridad con la termostática modelo Groheterm 3000 (359 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Esquinas sin peligro

Comienza la gran aventura: empieza a gatear y, después, dará sus primeros pasos. Si ves esquinas y picos por todas partes, coloca protectores para reducir el riesgo de lesiones. El modelo de la serie Patrull, de Ikea, se coloca fácilmente con cinta adhesiva y tiene forma de manita (4,99 €/8 unidades).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Siempre protegido

Hasta que el niño controla sus movimientos tienes que ser consciente de que se va a caer y de que algún chichón le saldrá. Sin embargo, el instinto nos hace protegerles. En la cuna, son indispensables los protectores, sin cremalleras ni botones que puedan dañarle. Y en el cambiador, elige un tejido suave para la colchoneta y aleja de su alcance los productos de aseo. Todo, de Vertbaudet.
Idea: Si colocas una alfombra en su cuarto, pon una malla antideslizante debajo o cinta en todo el perímetro para evitar que se levanten los bordes y se tropiece. También puedes optar por un puzle tatami de espuma de alta densidad. Son perfectos para que los peques se diviertan sin riesgos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Mirar por la ventana

Por lo general, el niño no se queda a solas cuando es pequeño, pero poco a poco adquiere autonomía y pasa más tiempo jugando en su habitación o investigando en otras estancias. Es importante colocar topes de seguridad en las ventanas. Los encontrarás que se adaptan a cualquier modelo, y a su tipo de apertura: oscilobatiente, abatible o corredera.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Productos no tóxicos

Lo más apropiado es decorar la habitación del bebé con pintura especial, hipoalérgica y sin olor. Luego, coordina el tono con unos bonitos textiles y papeles, como los de la colección Happy World, de la firma Casadeco.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
En la cocina

Les gusta estar con las manos en la masa, así que haz de tu cocina un lugar apto para ellos. Si les sientas en una trona, podrán ayudarte a batir los huevos sin que se caigan. El modelo evolutiva Fresco Loft, de Bloom, cuenta con un arnés de seguridad (330 € en El Bebé Aventurero).    

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Aquí no se pasa

Hay algunas habitaciones de la casa en las que la presencia de un niño no es muy indicada, como el baño o la cocina, siempre que no tengan la supervisión de un adulto. Si tu casa tiene escaleras, no puede faltar una barrera de seguridad. Llevan herrajes que permiten su apertura en cualquier sentido y, al ser extensibles, se adaptan a todas las medidas. Cancela Patrull, de Ikea (48,95 €).
Idea: Cuando adquieras una barrera de seguridad, comprueba que su instalación no sea complicada. Lo ideal es que el dispositivo de apertura se accione con una sola mano y que con soltar la puerta se cierre y bloquee. La mayoría de los modelos están indicados para niños de hasta 24 meses.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Bordes redondeados

Evita accidentes con una elección tan sencilla como práctica: escoge el mobiliario para su habitación con las esquinas redondeadas. Aún así, existen protectores de espuma flexible para amortiguar los golpes contra los bordes más peligrosos. De la firma Laurette: cama (590 €) y mesilla (125 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Bañera y taburete

Para lavarse las manos o los dientes, necesitan un alzador que les acerque al lavabo. El de la imagen es, además, una bañerita resistente, que imita la forma del útero materno. Es perfecto para bebés, desde que nacen hasta los 8 kilos. Se trata del modelo Tummy Tub, de venta en El Bebé Aventurero (58 € con soporte stool azul o rosa).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Protectores de enchufes

Una de las primeras cosas que debes hacer cuando tu pequeño empieza a ser más autónomo es tapar los enchufes. Para él son misteriosos agujeros muy atractivos que están a su alcance; para ti, un problema que no puedes evitar, así que pon remedio con protectores. El de la imagen lo encontrarás en Ikea (3,50 €/12 unidades) y sirve para enchufes con y sin toma de tierra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños