Personaliza un dormitorio infantil

No es necesario embarcarse en grandes inversiones; a veces, un detalle con encanto basta para personalizar el dormitorio infantil.

image
1 de 8
Detrás del cabecero

Todo espacio libre es apto para sacar partido en un cuarto infantil. La trasera del cabecero, por ejemplo, es el lugar perfecto para fijar unos pomos bonitos y utilizarlos para colgar las zapatillas o unas redes con juguetes. Pomos (8 € c/u en Ambardí).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Guirnalda de papel

Tanto si eres habilidosa, como si no, esta idea quedará genial en el cuarto de tus hijos. Deja que ellos escojan el motivo que más les guste. Cabecero, de Yes Kids. Lámpara, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Para dibujar

Si eres amante de las manualidades, ponte manos a la obra y anímate a fabricar una zona donde tus pequeños artistas den rienda suelta a su imaginación. Aquí lo hemos hecho con un viejo biombo transformado en doble pizarra. Pintura de pizarra, de Cuarto Color (37,50 €/kg). Telas, de KA International. Silla y armario, de Yes Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Al alcance de su mano

Una manera educativa de acostumbrar a los más pequeños a ordenar es dejar sus juguetes a su alcance, así aprenderán a cogerlos y volver a colocar en su sitio cuando terminen de jugar o de pintar. Estantería Trofast (29,95 €) y cajas (1 € c/u). Todo, de Ikea. Material para hacer construcciones, de Imaginarium. Delantal morado, de Zara Home Kids.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
un aparcamiento en la pared

Muchas veces las soluciones para mantener el orden se convierten en propuestas originales y decorativas. Esta forma tan imaginativa para organizar los coches de juguete es, además, una forma curiosa de animar la pared del cuarto de los niños. Está compuesta por unas barras imantadas fijadas a la pared sobre las que se colocan los cochecitos de metal. Barra sin tormillos, de Ikea (12,95 € cada una).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Librería en horizontal

¿Cuántas veces has pillado a los niños encaramados en la estantería para coger un juguete? Una forma de evitar sustos y posibles caídas es colocar la estantería en horizontal. Unas cestas bonitas pueden ser unos contenedores estupendos para los juguetes y, la parte de la pared que queda libre, un lugar idóneo para un perchero o algún cuadrito. Cestas, de Yes Kids. Perchero (120 €) y peluches, de VTV. Lámpara, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Recicla los móviles de cuna

Los móviles que se cuelgan sobre la cuna o el moisés son tan bonitos que es una pena guardarlos una vez que el bebé crece. Una buena idea es fijarlos a la barra de las cortinas y decorar con ellos la ventana; también puedes desmontarlos y hacer pequeños adornos por separado. Hileras de corazones de tela, de venta en Sleeping Company (54 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Detalles con encanto.

A veces un toque discreto da un óptimo resultado; aquí, un divertido caracol parece deslizarse sobre la caja de la persiana. Cortina confeccionada con tela de Coordonné (20,46 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños