Materiales para el cuarto de los niños. Revestimientos.

El dormitorio de tus hijos debe transmitir alegría y diversión. Para conseguirlo, nada más fácil que recurrir a papeles pintados, grecas y telas estampadas en vivos colores. Aquí encontrarás una selección de las últimas colecciones infantiles, así como los suelos más indicados para su cuarto.

image
1 de 11
Papeles vinílicos

Son una buena solución ante la afición de los más pequeños por garabatear sobre cualquier superficie, pues se limpian fácilmente. Cuando el niño empiece a mostrar su fascinación por los colores y las texturas que le rodean, apuesta por tonos vivos y alegres. Papeles: en color fresa, de Casa Deco, verde y greca en Usera Usera Todo Niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Zócalo de rafia

Lograrás un efecto muy original y decorativo si lo rematas con una moldura de madera cortada en forma de ondas. Píntala a juego con la pintura o el papel que decore el resto de la pared. Rafia, en 1,20 m de ancho Gancedo. Moldura de madera pintada, en 66 cm de largo en Flandes. Papel vinílico, de Designers Guild en Usera Usera Todo Niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
¿Cuántos rollos necesitas?

Para calcularlo, multiplica la medida del perímetro de la habitación por la de la altura, y réstale el espacio de puertas y ventanas; divide el resultado por 5, si el rollo mide 50 cm de ancho o por 7, si éste es de 70 cm. Papeles vinílicos a cuadros vichy y con nubes y cenefa. Todo, de KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Estampados

La ilimitada gama de telas y papeles con cientos de tonalidades y motivos diferentes te concederá libertades decorativas impensables en otras habitaciones de la casa; aún así, juega siempre con la misma gama cromática. Rafia y cortinas, de Lienzo de los Gazules. Papel, de Casa Deco en Baby Blue. Cenefa, de KA International.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Coordinados

Repite uno de los motivos elegidos para decorar las paredes en alguno de los complementos. Papeles: liso y a rayas; cenefa y aplique. Todo, de venta en Coordonné.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Decorativo

Busca originales formas de recoger los estores o visillos. Una buena idea es coser en el borde superior unas trabillas o tirantes de tela para mantener el estor plegado a la altura deseada. En este caso, se escogieron unas cintas de color fucsia a juego con los discretos estampados florales del visillo; mezcla de algodón y poliéster, de Casa Deco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Estor romano

Aunque se ensucien más, es importante elegir tejidos claros que no resten luminosidad a la habitación. Si no tienes muy claro qué estampado elegir, recuerda que los dibujos de animalitos les fascinan. Existen muchas colecciones que combinan la tela de las cortinas con la de los edredones y los papeles. Estor de Designers Guild Usera Usera Todo Niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Dos cortinas

Para tener luz sin perder intimidad, viste las ventanas con una cortina opaca y con un visillo más ligero. Cortinas confeccionadas con algodones de Lienzo de los Gazules: Caramelo, a rayas, y Sueños; ambas, en 1,60 m de ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Alfombras de algodón

Tienen un tacto suave, muy confortable a los piececitos descalzos de los más pequeños. Busca un modelo que combine con el resto de las telas de la habitación y si, finalmente, te decides por un diseño con grandes estampados, procura alternarlo con tejidos lisos en colchas y cortinas. Alfombra de Laura Ashley, en 1,20 x 0,90 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Una base neutra

Las moquetas de fibra vegetal en tono natural encajan en cualquier decoración, pero quizás no sean el revestimiento más indicado para un cuarto infantil pues son muy delicadas. Por eso, si no quieres renunciar a su atractivo, lo mejor es que escojas una moqueta vinílica que simule su aspecto. Moqueta vinílica Keplan, en Bimade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Fácil de limpiar

No renuncies a la amplitud y luminosidad que proporcionan los suelos blancos por temor a las manchas que irremediablemente lo "decoraran". Los pavimentos laminados, al ser superficies selladas, lisas y sin poros, no absorben las manchas ni retienen polvo ni ácaros. Se limpian con agua y jabón neutro. Laminado Pergo, en Bimade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo