Un dormitorio juvenil completo

Vamos a cambiar de habitación a mi hija de 10 años. Ahora que se hace mayor necesita más espacios para guardar su ropa y un lugar de estudio. No quiero saturar el espacio ni las paredes con muchos muebles. Gemma Ormo.

Un gran armario: un diseño de tres cuerpos ocupa la pared del fondo de la planta y convierte en cuadrado el espacio que queda para distribuir con muebles. He ubicado el escritorio junto a la ventana para que reciba la luz natural en las horas de estudio. A su lado, una librería alta en la que organizar las lecturas de consulta, libros y carpetas. Enfrente, una cama que se levanta del suelo unos centímetros en una estructura lacada con cajones. Junto a ella, una mesilla redonda. La puerta corredera consigue que la sensación de espacio sea mayor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas