Formas de reutilizar una litera

Que sólo haya un peque en casa no es motivo para descartar una estructura de litera en su dormitorio. Te enseñamos cuatro formas prácticas de darle una segunda vida con las que crear zonas de estudio, de juego o de relax. 

Son estructuras divertidas y, por qué no, grandes inversiones en el espacio. Las camas de doble piso o literas en los cuartos infantiles, son perfectas para hacer que los hermanos duerman juntos. Pero ¿y si sólo hay uno? Elegir estas estructuras sigue siendo sinónimo de inversión. En ellas, no sólo podrás montar su cama, sino que podrán servirte para ahorrar espacio en cuartos pequeños, colocando bajo el piso superior diferentes zonas según las necesidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Zona de estudio
Bajo la cama, coloca una balda a modo de escritorio. Puedes sujetarla con la misma estructura de la litera (asegúrate de su resistencia) o mediante burrillas o patas. Es una opción perfecta para cuartos infantiles. Situar su zona de hacer deberes bajo la cama con la pared en el frontal, ayudará a centrar su atención.

Zona de juegos
Es otra alternativa para mantener ordenados sus juguetes. Si se acostumbran a jugar en un espacio dedicado para tal fin, los niños aprenderán a ser ordenados desde pequeños. Para ello, coloca cajas y sistemas de almacenaje de fácil acceso, así como una divertida alfombra para sus juegos.

Zona de relax
Cuando comiencen a crecer, cambia esta zona de juegos por una zona de relax donde puedan leer tranquilamente en un pequeño sofá. Ideal para las niñas más coquetas.

Zona de pintura
Focaliza esta actividad en un espacio dedicado a tal fin y ahorrarás tiempo en limpieza. Puedes colocar pizarras, papel en rollo mediante estructuras metálicas con el que puedan pintar sin límites. Una pequeña mesita y una silla les ayudará a desarrollar sus obras de arte.

No descartes las estructuras para dos, pues hay un mundo por descubrir para tu pequeño en ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños