La batalla contra las manchas difíciles

Apunta estos seis trucos para ganar la temible lucha con las manchas más rebeldes de los pequeños. Agua + amoníaco para el chocolate, un cubito de hielo para los chicles pegados... No habrá nada que se te resista.

Lo sabemos. Es precioso ver cómo los niños se divierten explorando y jugando… pero no lo es tanto a la hora de lavar la ropa con la que se fueron de exploración cuando encuentras la mayor resistencia del mundo por parte de determinadas manchas. Si el terror te invade cada vez que los niños comienzan una nueva aventura, te ayudamos con estos trucos para hacerte la tarea un poquito más fácil. Algunas de las más difíciles, como las manchas por pegamento o los rotuladores, también tienen solución. Presta atención a estos trucos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1. Con las manchas más rebeldes, un buen truco será introducir previamente en agua fría. De esta manera las manchas se ablandarán y será más fácil eliminarlas después.

2. Haz un prelavado con productos con oxígeno activo, a mano. Ayudarás a penetrar en la mancha en profundidad, favoreciendo que con el lavado de después, se quite más fácilmente.

3. ¿Chicles en la zona? Frota previamente la zona donde esté pegada con un hielo y cuando se endurezca, sírvete de una espátula para retirarla. Lava después en la lavadora de forma habitual.

4. Las mezclas de agua y amoníaco te ayudarán a solventar problemas como los que surgen cuando aparecen manchas de chocolate.

5. Si el pegamento ha hecho su aparición, que no cunda el pánico: una capa de quitaesmaltes por encima y lava después de forma habitual.

6. De la misma forma podrás hacer con las manchas por rotuladores y pintura escolar. Previamente, introduce la prenda en agua fría. Déjalo una noche y transcurrido ese tiempo, aplica un poco de quitaesmalte. Lava después de forma habitual. Si aún persiste, puedes optar por el truco de la inmersión de la prenda en una olla con agua caliente.

Ganarás, seguro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar