Un mismo dormitorio juvenil decorado en 4 estilos y colores diferentes

Te mostramos cómo renovar un dormitorio juvenil cambiando solo textiles y accesorios. de las 4 propuestas que te mostramos... ¿Con cuál te quedas?

1 dormitorio juvenil decorado con 4 colores y estilos diferentes
Hearst

Apostar por textiles que lo marcan todo, jugar con una carta de colores que retrata su personalidad y recrearse con los accesorios que lucen a diario. ¿Con cuál te quedas?

1 Un dormitorio bohemio en colores azul y rojo

PERCHERO: Colgado al lado de la cama, los complementos están a mano. Y además añade interés a la pared
Kathryn Wirsin / Dana Tepper
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

  • ¿Te encanta la energía de este dormitorio? En él los textiles acaparan todo el protagonismo y lucen colores vibrantes. La cama lleva una colcha de estampados llamativos y se ha superpuesto con un edredón y una manta de intensos colores que coordinan.
  • Los cojines, cuadrados y redondos, sirven de cabecero, y en el suelo, la alfombra y los complementos refuerzan su aire boho. Una mesita de madera y cestos de mimbre hacen de muebles básicos.
  • Un fondo neutro. A pesar de lo viva que es su decoración, el ambiente no resulta estridente, ni tampoco caótico. Una base neutra en sus paredes, pintadas en liso y con un acabado mate, ha permitido lograr esa sensación. Reservar toda la fuerza visual para la ropa de cama... ¡funciona!.

    3 Un dormitorio en blanco y negro atemporal

    CON SELLO PROPIO: Ciertos elementos en las paredes han dado más identidad a este dormitorio. Fotografías a color, letreros y soportes que sirven para colgar mochilas y bolsos de mano casi como objetos decorativos.
    Kathryn Wirsin / Dana Tepper
    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    • El mix blanco y negro es ideal para dar un aire atemporal a un dormitorio. Son colores que no pasan de moda, sobre los que es posible añadir un tercer tono. Como en la imagen: algunos complementos textiles llevan detalles dorados o en color arena, y así añaden notas de luminosidad.
    • El equilibrio cromático para no oscurecer el espacio es perfecto. La alfombra y la ropa de cama blancos quitan peso a los tejidos más intensos.
    • Un plus para los invitados. Incluir un sofá pequeño a ras de suelo ha sido un acierto, pues puede usarse en momentos de ocio y, a la vez, para improvisar una cama tipo colchoneta. Otra opción son las banquetas convertibles de una plaza, que miden 109 cm de ancho aprox.

      3 Un dormitorio en tonos rosa, femenino

      CABECERO CON PERSONALIDAD: Un tablero con dibujos muy trabajados que recuerdan a los antiguos mosaicos realza la pared. A su alrededor, una guirnalda de pompones rosas ponen un toque femenino de fiesta. ¡Monísimo!
      Kathryn Wirsin / Dana Tepper
      This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

      • Una paleta cromática de rosas más o menos intensos, marfiles y grises plateados pueden ser la base para imprimir a los dormitorios un look femenino sin que resulte infantil. Así es cómo ha cambiado éste.
      • Para vestir la cama, se han mezclado tejidos muy ricos en texturas: desde la colcha, a la manta de pelo y los faldones, con un divertido estampado animal. Los cojines repiten el mismo código, son diseños súper femeninos.
      • Rincón de maquillaje. Un puf de color rosa coral junto a la mesa de madera bastan para incluir una zona donde maquillarse, dejar bisutería y consultar el ordenador antes de acostarse. El fondo mínimo de este tipo de muebles para dejar objetos cómodamente es de 20 cm.

        4 Un dormitorio juvenil multicolor

        LA LUZ IDEAL: Una lámpara de mesa con bombilla a la vista ofrece un punto de luz sin apenas ocupar espacio.
        Kathryn Wirsin / Dana Tepper
        This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
        • ¿Prefieres imprimir un aire más juvenil al dormitorio? Mira este ambiente. Su cama, sin cabecero ni piecero, ayuda a crear un ambiente desenfadado, sin normas.
        • Al elegir sus colores principales, se han buscado tonos vitales y refrescantes: amarillo, naranja y verde. Pero se lucen en pequeñas dosis para crear amplitud espacial: tan solo sobre los cojines con letras, las rayas del edredón y en la butaca. Por cierto, un diseño muy ligero visualmente.
        • Paredes decoradas. En un estilo joven, éstas cobran un especial interés. Lo ideal es llenarlas de vida con detalles que sintonicen con las aficiones de su habitante, junto con adornos muy festivos. Desde banderines de colores, a raquetas formando composiciones.

          Publicidad - Sigue leyendo debajo