Antes y después: Una habitación nórdica y boho para un niño

El único mueble que había en la estancia era una cajonera. Alucina con el cambio...

el cuarto del bebé antes y después
Vontrueba Studio

Cuando la interiorista Carmen Vontrueba recibió el encargo de decorar esta habitación infantil para un niño, se encontró con una estancia vacía en la que tan solo había una cajonera blanca. La clienta le dio mucha libertad, por lo que pudo elaborar el interiorismo ''desde cero'' y sin trabas. ¿El resultado? Una encantadora habitación dulce y acogedora, fiel al estilo nórdico y con un toque boho.

ASÍ ESTABA ANTES DEL PROYECTO

Vontrueba Studio

Para aprovechar la cajonera, Carmen la pintó en un color verde agua, y añadió pomos tipo nudo. Acompañando a una cuna de madera muy natural, colocó un precioso dosel en el mismo tono, a juego con los textiles. Estas notas de color se utilizaron para que el diseño de la habitación no resultase demasiado plano.

Vontrueba Studio
Vontrueba Studio

La madera es la otra gran protagonista de la estancia, un material que aporta mucha calidez al ambiente. Además de la cuna ya citada, se añadió una mecedora, estantes de pared y una estantería con forma de casita para colocar los juguetes.

Vontrueba Studio
Vontrueba Studio

En la pared frontal y para dar textura, Carmen utilizó un papel pintado con dibujos de animalitos en blanco y negro.
Vontrueba Studio

La decoración se completó con una cesta de fibras con cara de osito, una alfombra también con un oso, y un par de láminas decorativas con animales.

Vontrueba Studio

Proyecto e información: Cortesía de Vontrueba Studio.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués