Micasa participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Micasa recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Móntales un rocódromo a los niños con este hack de IKEA

Si nacieron con complejo de Spiderman y les encanta escalar por las paredes, ¡van a alucinar con este rocódromo DIY!

rocódromo infantil construido con el tablero skÅdis de ikea
IKEA Hackers

Por norma general, todos los niños adoran corretear y explorar a sus anchas, lo que obliga a muchos padres a tirar de valerianas para dejar de sufrir por el exceso de preocupación. Asumámoslo: se caerán, se levantarán, se mancharán... en definitiva, aprenderán ellos solitos, al igual que todos los hicimos. Sin embargo, en estos tiempos de pandemia y de incertidumbre, los pequeños no gozan de la misma libertad que antaño para divertirse en los parques, por eso hemos pensado que montarles un rocódromo en casa es la solución perfecta para que se mantengan activos en el calor del hogar. ¿Qué te parece?

Descuida, no necesitas tener la mansión de Kim Kardashian para construirlo, bastará con las paredes que rodean sus camitas y con varios tableros SKÅDIS de IKEA. Sí, sí, como lo lees, los mismos tableros que se utilizan en la zona de escritorio o como almacenaje en el vestidor. ¿No nos crees? Pues este hack que hemos encontrado en la web de IKEA Hackers lo demuestra paso a paso.

IKEA Hackers

El papá de Camilla, una niña de 3 añitos, decidió diseñarle un rocódromo a su retoño para que se lo pasara bomba en su habitación. Para que fuera 100% seguro, colocó los paneles sobre la cama, los ajustó bien a las paredes y añadió distintas presas de escalada y algunos agarres más. Ahora, Camilla puede jugar a sentirse como Indiana Jones, y si se cae... ¡aterrizará sobre el colchón!

IKEA Hackers
IKEA Hackers
Tablero perforado SKÅDIS, 17 € en IKEA.
IKEA

UN ROCÓDROMO EN SU LITERA

¿Pensabas que solo teníamos un hack para ti? ¡Sorpresa! Para llevarlo a cabo se utilizó una cama modelo KURA, un panel de madera contrachapada y varias presas de escalada. Como puedes ver, este rocódromo no es tan seguro como el anterior porque no cuenta con una base mullida que amortigüe las caídas. ¿La solución? Comprar un colchoncillo y colocarlo bajo el rocódromo, así lo podrás guardar con facilidad cuando los niños no lo estén usando.

IKEA Hackers
IKEA Hackers

Información e imágenes: IKEA Hackers


Publicidad - Sigue leyendo debajo