Habitación infantil para dos

Vamos a decorar la habitación de nuestro primer hijo. Nos gustaría que le sirviera de bebé y en sus primero años y que fuera posible que la compartiera con un hermano en un futuro. A la entrada hay un armario empotrado con un frente en color sapelli que no nos parece apropiado. ¿Podemos cambiar el color?

El problema es que la habitación de un bebé no tiene las mismas necesidades que las de un niño a partir de año. Te hemos hecho un proyecto para compartir con un hermano, cuando los dos ya puedan dormir en camita. Por las dimensiones, opta por camas pequeñas, de las evolutivas, pero no las de dimensiones convencionales ya que quedaría todo muy agobiado. Llegado el momento, si tienen que seguir compartiendo habitación, tendrás que optar por literas o cama nido. Siendo pequeños, tendrán más espacio de juego con esta opción. Hemos completado el mobiliario con una estantería a medida junto a la ventana y un módulo con gavetas para almacenar juguetes. Siendo un bebé, la cuna quedaría perfecta junto a la ventana y el cambiados en el lugar que ahora ocupa en el plano el módulo de almacenaje. Así, podrás colocar una butaca pequeña para ti. En cuento al frente del armario, puedes empapelar sus puertas (si no tiene molduras) con papel pintado. También puedes pintar el frente con pintura laca y un rodillo de espuma y decorarlo con vinilos stickers. Juega con una base blanca neutra e incorpora adorno según necesites cuando sepas el sexo de los pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas