Así se transforma una habitación infantil en una juvenil

Para ti siempre serán los peques de la casa, ¡pero el cambio es inevitable!

Dormitorio juvenil de IKEA
IKEA

Lo sabemos, tienes sentimientos encontrados sobre el crecimiento de tus hijos. Por un lado, te encanta ver cómo se hacen mayores y van madurando; pero por el otro, algo dentro de ti se desgarra de angustia al pensar que dentro de poco abandonarán el nido y dejaréis de pasar tanto tiempo en familia.

Y es que la vida tiene sus fases, y no podemos hacer otra cosa que asumirlo con la mejor de nuestras sonrisas.

Por eso, cuando tu pequeña te suplique que le quites de una vez ese papel pintado de unicornios que tanto le gustó en su momento, no te deprimas, y aprovecha la ocasión como una forma de trabajar en equipo.

A continuación, te damos varias ideas para que deis la bienvenida a esta nueva fase de la mejor manera: construyendo un dormitorio a la altura de sus sueños.

EL ORDEN ES FUNDAMENTAL

IKEA

Consigue el dormitorio aquí

La adolescencia es una etapa de revolución a todos los niveles, y un dormitorio donde reine el caos lo único que hará es fomentar la desconcentración.

¿Cómo remediarlo? Distribuyendo el espacio de forma inteligente.

Si el tamaño de la habitación es normal tirando a pequeño, una distribución en L que aproveche las esquinas será la solución.

Puedes colocar una cama tipo nido con cajones en la parte inferior y almacenaje en el cabecero, y aprovechar la zona superior de la pared para disponer varias baldas.

"La adolescencia es una etapa de revolución"

Otra forma de ganar espacio es instalando el escritorio en un lateral del cuarto, a poder ser, junto a la ventana, y añadir cajoneras con ruedas bajo la mesa.

IKEA

Consigue el dormitorio aquí

SU DORMITORIO, SU ESTILO

Evita influir en la medida de lo posible en sus decisiones. Puede que esa vena gótica no vaya contigo, pero si a ellos les gusta y les define en este momento, adelante.

Lo importante ahora es que durante la transición a la etapa adulta, encuentren un refugio en su dormitorio. Que el hecho de estar en casa no suponga un conflicto, sino una experiencia agradable.

No obstante, hay algunos consejos que no deberías pasar por alto.

Como probablemente cambiarán de gustos varias veces a lo largo de estos años, lo mejor es elegir un tono neutro para decorar las paredes. Los papeles pintados son monísimos, sí, pero suelen ser bastante caros, así que si no va a ser para largo, opta siempre por la pintura.

Lo mismo ocurre con la ropa de cama, mejor tener varias fundas nórdicas en colores sólidos, y una un poquito más especial, que no gastar un dineral en estampados que les cansen al mes (porque probablemente lo harán).

Zara Home

COMPRA Funda nórdica, 19,99 € en Zara Home.

Zara Home

COMPRA Funda nórdica, 29,99 € en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Zara Home