Cualquier niña estaría encantada de tener un dormitorio como este

Un dormitorio infantil independiente, amplio, luminoso y con personalidad.

Dormitorio infantil para una niña
Miriam Yeleq

Un espacio independiente, amplio, luminoso y con personalidad. Esta es la historia de cómo se transformó este dormitorio para lograr un ambiente de ensueño para una niña.

Cama a medida

De Kenay Home: lámpara de techo Mert, cama y cojines. Banderines, de @teresaabaitua.
Miriam Yeleq

La cama, realizada a medida, cuenta con un canapé. Sus cajones ayudan a mantener el orden y ofrecen un espacio interesante para guardar ropa de cama.

Papeles pintados

Dormitorio infantil: papel pintado y zócalo
Papeles: veteado, de venta en Pepe Peñalver; el de rombos es el modelo Harlequin, de Kenay Home.
Miriam Yeleq

La pared se ha protegido con dos papeles. Uno con efecto madera a modo de friso y sobre él, otro de motivos geométricos.

Aplique

Miriam Yeleq

Por las noches, a la joven propietaria de este dormitorio le gusta relajarse con un libro. Para facilitarle la lectura, se instaló un aplique que la niña enciende y apaga sin levantarse de la cama. Su pantalla orientable permite redirigir el haz de luz hacia zonas diferentes.

Ropero

Muebles, de Ikea.
Miriam Yeleq

Frente a la cama se colocó la zona de almacenamiento. Está formada por un armario ropero y por estanterías, que se eligieron en color blanco para fundirse visualmente con la pared. Así, el dormitorio parece más amplio y la luz natural se refleja.

Realización: Dafne Vijande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo