Las habitaciones compartidas más bonitas y originales

Como sabemos que la convivencia a veces resulta complicada, hemos buscado en Instagram las habitaciones compartidas más bonitas y divertidas... ¡para que tus hijos crezcan felices!

image
Hearst

Los primeros años son los más importantes, ¿y qué mejor lugar para desarrollar la imaginación que el dormitorio? Y es que al igual que cada niño tiene su propia personalidad, también necesita una habitación especial donde crecer y expandir su mente, más aún si se trata de hermanos. Por eso, te enseñamos los dormitorios más originales y adorables para que tus pequeños convivan en armonía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En tonos pastel.

Los colores pastel de este dormitorio con litera, contrastan con las nubes de la alfombra y las ilustraciones de la pared. ¡Monísimo!


El color verde junto con el rosa y los detalles dorados, crean un dormitorio muy femenino.


Un amarillo vibrante que se convierte en protagonista del dormitorio.


Una litera con pasión por el rosa.


Publicidad - Sigue leyendo debajo

Casita de cuento.

La opción de las casitas es tan adorable como irresistible. ¿Es o no es bonita?


Para futuros ilustradores.

El blanco y negro más divertido es ensalzado con pequeños puntos de color. ¡Los cuadros son un puntazo!


Inspiración marinera.

Papel pintado con dibujos de anclas, sillas de mimbre y una mezcla de azul y blanco. ¡Listo! Ya tienes un dormitorio de estilo marinero.


Espacio de juegos.

Porque además del dormitorio, la zona para jugar es esencial. En este caso, el sofá con cojines infinitos proporciona comodidad y seguridad a partes iguales. ¡Déjalos divertirse!


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Doble altura.

El tono verde de la litera en contraste con el resto del dormitorio, genera un impacto visual impresionante. Los motivos de montaña completan la decoración.


Versión gótica.

Gótica y divertida, por supuesto. Un dormitorio en blanco y negro donde los detalles crean la personalidad del espacio.


En una nube.

Una litera con forma de nube y en tonos mint, tan dulce como práctica.


Luminoso y chic.

Los tonos blancos junto a la ventana, contribuyen a crear un espacio luminoso que gana en estilo con los pequeños detalles, como la lámpara de techo o las flores del escritorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Niños