camas infantiles

Dos dormitorios de cuento (con muebles de Ikea)

¿Te atreverías?