Una cocina acristalada de 13,3 m²

Una solución arquitectónica original -diseñar la cocina como una estructura acristalada- posibilitó la transformación de un espacio interior en un ambiente alegre, en el que la luz pasa a ser un elemento clave.

image
1 de 9
Una cocina con paredes acristaladas

Como la cocina carecía de ventanas, los muros en los que no se apoyan muebles se sustituyeron por paneles de cristal. Con este recurso, el ambiente dispone de una iluminación natural espectacular: la luz entra desde el salón, atraviesa el office y se prolonga hasta el fregadero.

Acabados: Predominan aquellos materiales que reflejan la luz: muebles de laca brillante y cristal, encimera de acero inoxidable -todo, adquirido en Moretti- y en el suelo, piezas de gres porcelánico rectificado de venta en Keops.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
El toque profesional de la cocina

En las zonas de fregadero y cocción se instaló una encimera de acero inoxidable, regruesada 10 cm. Este material es fácil de limpiar y refleja una tendencia decorativa en alza: trasladar la estética de las cocinas profesionales al ámbito doméstico. Fregadero de Dake y encimera, de Moretti. Cubiertos, de venta en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
En cada zona se instaló un material diferente para la encimera

Acero inoxidable en la de cocción -a juego con el frente y con la campana extractora- y mármol de Macael en la zona de almacenaje. Campana, de la firma Miele (993 € aprox.).

Todo a mano: En el frente de trabajo se fijó una barra con los utensilios de uso diario fijados con ganchos. El paño de cocina se instaló en el lateral del armario para no estorbar la apertura de las gavetas situadas debajo del fregadero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Acceso fácil a la cocina

Se eligió una puerta corredera, con una hoja de gran formato que se desliza sobre guías instaladas en el techo. La amplitud de su vano, cuando permanece abierta, facilita una comunicación muy fluida entre el salón y el office de la cocina. Mesa Zero, de Stua. Sillas Catifa 46, de la firma Arper. Lámpara Duplo, de Biosca & Botey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La solución para separar sin oscurecer

En los paneles acristalados se combinaron franjas de cristal al ácido y transparente. Así se facilita el paso de la luz desde el salón, pero a la vez se garantiza la privacidad del ajetreo que tiene lugar en la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Sistema de apertura abatible

Resulta muy recomendable para cocinas con muebles en frentes paralelos, ya que la puerta abierta, al quedar en alto, no dificulta la circulación por el espacio central. Copas, de Carrillo. Vasos y cesta, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Despensero extraíble

Entre el frigorífico y la columna con el horno y el microondas sólo quedaban 45 cm libres. Este espacio se rentabilizó con un módulo extraíble que permite acceder a lo que se guarda en su interior desde ambos laterales. Horno (693 € aprox.) y micro (783 € aprox.), de la firma Miele.
Precios junio 2009

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
En la zona de almacén se instaló un armario bodega

Se trata de un electrodoméstico que mantiene las botellas de vino a la temperatura óptima y que se puede instalar debajo de la encimera. Aquí se ocultó con una puerta en el mismo acabado de los muebles para integrarlo mejor en la decoración. El armario se situó enfrente de la puerta de la cocina: así las botellas quedan a mano en el office y cerca del salón cuando en él se organizan comidas con amigos. Armario bodega, de Miele (1.481 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Plano de la cocina: Distribución en Forma de U

Los arquitectos del estudio ART(b)E, Miguel Berraondo y Juan Artaza, planificaron la planta rectangular de esta cocina con criterios funcionales.

1 Office. Se situó a la derecha de la puerta, entre las paredes acristaladas. El diseño de la mesa fue clave: el sobre redondo hace más cómoda la circulación hacia el interior de la cocina que un diseño cuadrado; además, al tener un pie central, no existen patas en los extremos que condicionen la colocación de las sillas. La lámpara de techo delimita la ubicación del comedor de diaro.
2 Zona de almacén. Ocupa la pared de la izquierda. Junto al comedor de diario sólo se situaron muebles bajos para no recargar el espacio. A continuación se colocaron los electrodomésticos más voluminosos: el horno y el micro, ambos en columna, y un frigorífico side by side.
3 Frente de trabajo. Ubicado a la derecha de la entrada, incluye armarios altos y bajos, el fregadero y la placa. Su distribución en línea permite trabajar sin necesidad de pasar las ollas de un frente a otro. Así, el suelo queda a salvo de posibles goteos y manchas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas