Haz que tu cocina sea más eficiente (y ahorra)

Usar el lavavajillas o la olla a presión hace que tu cocina más eficiente. Saber unos trucos eco hará que ahorres al controlar tu consumo energético cada vez que prepares la comida o la cena.

image
Alterandme
1 de 9
Haz más eficiente tu cocina

¿Cuánto cuesta cocinar? No nos referimos solo al precio de los ingredientes. En la preparación de los platos hay un gasto energético importante (el más alto de toda la casa). Si lo conoces y controlas puedes ahorrar en la factura a la vez que hacer que tu cocina sea más eficiente, ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

La cocina es un proyecto de Susana Sendín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
El lavavajillas

De acuerdo con el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) un hogar medio consume cerca de 4.000 kilovatios-hora (kWh) al año. Solo el frigorífico, el horno, la vitrocerámica y el lavavajillas suman más del 30% de esta cantidad.

Al lavar los platos en el lavavajillas ahorras ahorrar 30 litros de agua al día, según un estudio del Canal de Isabel II y BSH Electrodomésticos España. Pero hay que ponerlo lleno. Mejor, usa bajas temperaturas ya que la mayor parte del consumo de este electrodoméstico es debido al calentamiento del agua en el proceso de lavado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
El frigorífico

El alto porcentaje en el gasto total del frigorífico se debe a su uso continuado. La clave del ahorro está de nuevo en la temperatura. Mantenla a niveles adecuados: 5 grados para la nevera y -18 para el congelador. Las posiciones eco de los modelos que lo incluyen suelen cuidar este aspecto.

Otras recomendaciones: no instales el frigo cerca de fuentes de calor. Espera a que la comida se enfríe antes de guardarla. Mantén el frigo limpio y sin polvo la parte trasera para mejorar su ventilación. Y coge lo que quieras con rapidez para no mantener la puerta abierta demasiado tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
El horno

Para sacar partido al horno, no esperes a apagarlo cuando la comida esté hecha, aprovecha el calor residual y apágalo antes para que se termine de cocinar.

Cuando esté en funcionamiento, siempre cerrado. Cuando abres la puerta la temperatura disminuye mucho.

No lo uses para calentar comida o descongelar. El gasto es muy elevado.

Imagen, de Rivièra Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
No descongeles con agua caliente

Usar el agua caliente para descongelar implica gastar muchos litros de agua.

Sé previsor o previsora y saca el alimento a congelar con tiempo y deja que lo haga dentro de la nevera.

En la foto, grifería, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Usa el microondas debidamente

Usar el microondas es más económico que usar el horno. Para sacarle partido, utiliza recipientes de vidrio y corta en trozos los alimentos que vayas a cocinar, ya que el proceso será más rápido.

Foto, de Schmidt Cocinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
El tamaño de la cacerola

Procura que las ollas, sartener y cacerolas que utilices tengan un diámetro igual o ligeramente superior al de la zona de cocción.

¿Sabías que usar la olla ahorra? Es más rápida y consume menos energía. También colocar la tapa ayuda.

En las cocinas eléctricas puedes apagar el fuego unos minutos antes para aprovechar el calor residual.

Foto, cortesía de Venis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Vitrocerámica, inducción o gas

¿Vitrocerámica o gas? El gas es la mejor opción de cara al ahorro, aunque no en comodidad y seguridad.

En cocinas de gas es importante que los quemadores estén siempre limpios. El color de la llama debe ser azul, lo que implica que la combustión es correcta.

Dentro de las cocinas eléctricas, las placas de inducción son la mejor opción. Pueden llegar a consumir un 20% menos de electricidad que las vitrocerámicas convencionales.

En la imagen, todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Electrodomésticos eficientes

Por supuesto, fíjate en el etiqueta energética si vas a renovar algún electrodoméstico. Merece la pena que te decidas por los productos más eficientes. El consumo de energía de un aparato prácticamente idéntico en prestaciones puede ser casi tres veces mayor en los electrodomésticos de la clase G que en los de clase A.

En la imagen, electrodomésticos, de Miele.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO