Cocina en rojo de planta rectangular

En esta cocina, de planta rectangular y generosas dimensiones, la distribución gira en torno a una isla central en la que se instaló la placa. Gracias a ella, el espacio se organizó de forma funcional, con un acceso cómodo a las zonas de fregadero y almacén -distribuidas en forma de U a su alrededor- y comedor de diario. El color: rojo.

image
1 de 7
La placa se instaló en una isla, en paralelo con el fregadero.

Los armarios, en laca brillo de color berenjena, contrastan con la encimera blanca Zeus, de Silestone. Cocina proyectada por Micocina con muebles de la firma Hersan. Mesa de comedor y sillas, de Juan Alves. Cuencos y tarros, de La Victoriana de Mondariz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
La distribución en frentes paralelos

de la placa y el fregadero permitió concentrar las actividades principales -preparación de alimentos y cocción- en una zona concreta, lo que evita paseos innecesarios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
A continuación de los hornos se creó una despensa independiente.

Para cerrarla, se encargó a medida una puerta de diseño actual, a juego con el estilo de la cocina. Es una hoja de cristal con la palabra “despensa” serigrafiada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
El frigorífico y los hornos

se situaron cerca de la zona de trabajo para agilizar las tareas culinarias. La isla y el fregadero incluyen gavetas para almacenar los platos y las cazuelas. Cuando el fregadero y la placa se instalan en paralelo, conviene dejar entre ellos 1 m de distancia para que dos personas puedan trabajar a la vez sin molestarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
En el fregadero se instaló una grifería con el caño abatible,

lo que significa que es posible desplazar el grifo hacia abajo para evitar que choque con las hojas de la ventana, cuya apertura es batiente. Como la grifería es monomando, se puede manejar incluso con las manos ocupadas. Grifería, de Leonardo (225 € en Micocina).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La zona de almacén se situó a continuación de la placa.

La ventaja de instalar la zona de cocción en una isla es que se puede acceder a la placa desde cualquier lateral, lo que facilita el acceso a los armarios cercanos. Éstos incorporan luz para localizar mejor su contenido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano de la cocina: Planta de 26,87 m²

1. La zona de fregadero y el lavavajillas, se instalaron junto a la ventana. En forma de L se situaron dos armarios de suelo a techo, el frigorífico, el microondas y el horno, estos dos últimos, en columna. 2. El espacio que quedaba despejado entre las dos puertas, la de acceso a la cocina y la que conduce al jardín, se reservó para organizar un comedor de diario. 3. La placa se colocó en una isla con armarios bajos, y se situó en paralelo al fregadero para formar un triángulo de trabajo cómodo que facilite las tareas. 4. Armarios, estantes y una despensa integran la amplia zona de almacén, que se prolonga desde la puerta hasta los hornos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas