Una cocina moderna con toque country

Tras ganar metros útiles, esta cocina con mobiliario actual, cuenta con una isla con barra, un office y un comedor exterior. Un espacio funcional, proyectado para disfrutarlo en compañía.

1 de 12
Cocina con isla

A esta cocina se sumó un espacio de 50 metros cuadrados para crear un ambiente en el que se pudiera cocinar, comer y compartir estas tareas con comodidad.

El resultado es una planta diáfana, amplia, con grandes ventanales que la llenan de luminosidad y techos altos con vigas vistas.

Del proyecto se encargó Kit's Interiorisme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Moderna y country

La cocina combina un estilo muy actual y funcional a través de un mobiliario de líneas rectas en color blanco y un toque country o rústico suavizado con detalles en madera en la carpintería y vigas así como el suelo o los elementos del office.

Kit's Interiorisme eligió el modelo Minos-e en Blanco seff, de la firma de mobiliario de cocina Santos, de líneas sencillas, que potencia la luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Distribución del mobiliario

El mobiliario se distribuye en forma de L con un frente más alto con muebles de almacén, horno y frigorífico. En el centro de la planta una isla con la placa y el fregadero, que prolonga la encimera a modo de barra.

La campana cae desde el techo, en acero, justo sobre la placa. Campana Flat Line, de Novy.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Detalle del almacenaje de la isla

La isla de trabajo cuenta además con varios cajonero, perfectamente equipados por dentro para multiplicar su capacidad. 

Al fondo, vista de los únicos muebles más altos de toda la cocina. Por los ventanales, no hay módulos altos lo que favorece la sensación de amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Amplitud y luminosidad

La distribución del mobiliario deja los espacios de circulación libres. El movimiento es fácil.

La encimera es de Silestone, modelo Laggon pulido.

En un extremo de la isla, un carro multifunción, realizado por Santos en aluminio y madera de abedul. Sirve de superficie y almacén extra y permite acercar a la mesa platos y vasos con comodidad.

Horno, de Neff.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Soluciones que aportan más luz

El techo se abre en una claraboya, que se suma a los cinco ventanales con los que cuenta la cocina y una puerta corredera -frente a la isla- por la que se accede a la terraza.

La altura del techo concede sin duda amplitud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Interiores bien organizados

Detalle del interior del armario.

En la isla, fregadero Sublime y grifería Linus-S, de Blanco. Placa de inducción, de Siemens.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Vista a la terraza

Los taburetes de la isla se orientan hacia la terraza para disfrutar de las vistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Taburetes en madera

Los taburetes, también en madera y de línea rústica contrastan con el mobiliario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Con comedor al fondo

La puerta corredera funciona como una pared acristalada y conecta la cocina con el paisaje natural que rodea la casa.

La cocina comparte espacio con el comedor, al fondo en la planta, a pesar de la barra creada en la isla, como elemento de comidas rápidas, desayunos o simplemente para compartir con amigos y familiares el tiempo mientras se preparan los platos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Cocina conectada con el exterior

El espacio ganado dota de amplitud a la cocina y permite crear varias zonas. La conexión con la terraza es un lujo. En la terraza, otro comedor exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
La terraza

Con muebles en madera, está conectada con la cocina a través de un gran ventanal corredero.

Así se disfruta de las vistas y de la sensación de apertura aún con el panel acristalado cerrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas