Saca partido a una cocina estrecha y alargada

La zona de trabajo se situó en línea con una de las paredes y se instaló una barra para desayunos. Fíjate en cómo se ha sacado partido a una cocina de planta estrecha y alargada.

image
1 de 7
Si tu cocina es estrecha y alargada, concentra la zona de trabajo en una sola pared.

Deja libre la que hay enfrente, para no agobiar el espacio y favorecer la libertad de movimiento. Muebles Alpina de Santos, con frentes de tablero marino, muy resistente, y tiradores embutidos; todos instalados por Emiliano de las Heras. Encimera de granito Blanco cristal. Grifo monomando Smart-Mix y campana extraíble; ambos, de Franke. Horno con microondas de Siemens. Estor enrollable, de Cortinova.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Saca más partido al espacio aprovechando la superficie de la pared con soportes multiuso.

Estos soportes de metal son muy útiles para tener en orden frascos con legumbres, pasta, especias, etc. y otros envases en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Elige un pavimento metálico para renovar el suelo de la cocina.

Son láminas y baldosas texturadas, antideslizantes, decoradas con motivos en relieve. Chapa de aluminio en Iturrino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Hazte con utensilios prácticos, pero no descuides el diseño.

Juegos: de cuchillos, de Viceversa, y de vinagreras, de Sia en Casa y Campo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Da color a tu cocina con complementos vistosos.

Bandeja; individuales de rayas; y copas; todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Las encimeras sintéticas te ofrecen colores hasta ahora imposibles de encontrar.

Firmas como Silestone, Corian o Cristalite, entre otras, siguen ampliando su paleta de color con nuevos pigmentos. Encimeras Silestone, en 70 cm de ancho en Mundicocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Plano

1. Delante de la ventana se creó una zona de desayunos y comidas informales; es el rincón mejor iluminado de la cocina y, por eso, se aprovechó el entrante de la pared para encajar una encimera de granito volada.
2. Los electrodomésticos y muebles se colocaron en línea con una de las paredes; es la distribución más adecuada cuando la cocina es estrecha y alargada, para no agobiar el espacio.
3. La pared a la izquierda de la entrada se dejó libre, lo que permite una circulación cómoda y holgada. No obstante, la superficie de la pared se aprovechó como zona de almacén de conservas y frascos gracias a baldas de rejilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas