Encimeras y fregaderos: nuevos materiales y diseños

Todo lo que debes saber sobre los materiales de la encimera para la cocina y los materiales y tipos de fregaderos lo encontrarás en este reportaje.

image
1 de 14
Encimera de piedra

Granito o mármol, por ejemplo, las más frecuentes. Las piedras se usan en las encimeras de cocinas por su duración y dureza.

Se pueden escoger en muchos colores y existen varios acabados: pulido (totalmente liso) o flameado (rugoso).

Su limpieza es fácil, al igual que suy mantenimiento.

En la imagen, isla de cocina con encimera de mármol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Madera

Cálida y bonita. La madera aporta estos beneficios estéticos a la cocina, sin embargo, las encimeras de este material requieren mantenimiento. 

Debes saber que no soporta bien la humedad y es poco resistente a golpes o cortes.

Si quieres una encimera de madera, instala maderas de alta densidad (siempre de elevado precio) o bien maderas convencionales a las que debes aplicar un buen barniz o aceite protector (que deberás aplicar según pierda sus propiedades). 

Con el tiempo se pueden lijar y barnizar de nuevo.

En la imagen, una encimera de efecto madera aunque laminada, otra opción interesante que aporta la calidez del acabado de madera pero los beneficios del laminado, que vemos a continuación.

Foto, interiorismo, de Disak Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Encimera laminada

Las encimeras laminadas están compuestas por una base sólida sobre la que se "pega" una lámina plástica.

El acabado exterior es de lo más variado, pudiendo encontrar todo tipo de colores y texturas.

Hay que prestar atención a la instalación para que no queden huecos desprotegidos por los que se pueda colar el agua y que haría que se hinchase la encimera. Fundamental: que las uniones con muebles, paredes, fregadero, etc sean estancas. De ahí que se usen copetes.

Ofrecen una buena relación calidad-precio.

En la imagen, una cocina con encimera laminada, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Acero

Las encimeras de acero inoxidable son muy duraderas. Es resistente a los golpes, soporta bien las altas temperaturas y es totalmente impermeable.

Se usa este material en las cocinas profesionales. Permite crear superficies sin juntas.

Es un material de precio elevado.

En la imagen, una encimera de acero con grifería, diseño de Antonio Citterio, para Axor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Cerámica porcelánica

Este tipo de encimeras combinan las ventajas del vidrio con la dureza de la piedra.

Es un material duro y muy resistente al agua y a la absorción de manchas.

Cocina con encimera de cerámica porcelánica. Mobiliario, de Scavolini.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
De cuarzo

Las encimeras de cuarzo mezclan partículas de cuarzo natural con resina de poliéster, lo que genera un material de gran dureza.

Su limpieza es fácil y muchos fabricantes incorporan protección contra las bacterias.

No es nada resistente a las altas temperaturas, por lo que no se pueden apoyar sartenes ni ollas calientes directamente sobre ellas.

Ofrecen una amplia gama de colores.

Encimera compacta de cuarzo, de Levantina. Foto, cortesía de Infor Cocinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
En colores

La variedad es amplia, pudiendo incorporar a la cocina colores muy vivos y divertidos.

Cocina con encimera de Silestone en verde lima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Fregadero

Materiales, tipos de encastre y formas. El fregadero es un elemento más de la encimera. En cuanto al encastre, lo hay que quedan al mismo nivel que la encimera, formando una superficie plana.

En la imagen, grifería, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Fregadero bajo encimera

Como su nombre indica se colocan debajo de la encimera, de manera que no hay bordes en  la superficie. Quedan integrados.

Foto, cortesía de Simon.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Fregadero encastrable de acero

Son los que se colocan sobre la encimera, queda a la vista un borde. El montaje es sencillo. Se coloca desde arriba en un hueco a medida, realizado en la encimera.

En la imagen, fregadero encastrable en acero, de Ikea.

En cuanto al material, el acero es uno de los más utilizados. Son duraderos y fáciles de limpiar. Hay modelos microtexturizados, resistentes a las manchas de agua y cal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Encimera y fregadero, todo en uno

Del mismo material que la encimera. Estos fregaderos se presentan en el mismo material y color que el resto de la encimera.

Encimera de Silestone pulido y fregadero en el mismo material.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Fregadero sintético

Están fabricados en resinas, fibras u otros materiales sintéticos. Son resistentes al rayados y se fabrican en una amplia gama de colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
La forma y tamaño del fregadero

El tamaño depende de las dimensiones de la cocina, ya que siempre hya que asegurar un espacio mínimo de trabajo.

Puede ser un fregadero de un seno o de dos, del mismo tamaño; uno más amplio y otro más pequeño, con escurridor o sin él... También hay diferentes profundidades para los senos, que pueden ser de cantos redondeados, rectos o biselados.

En la imagen, fregadero, de Franke.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Accesorios

Existen complementos y accesorios para los fregaderos, tales como escurridores que encajan en los bordes, tablas de cortar, escurreplatos...

En la imagen, todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas