Cubos y contenedores para reciclar

Residuos orgánicos, plástico, papel y cartón, vidrio… Cada uno en su cubo. ¿Y dónde los coloco? Te damos propuestas para colocar los contenedores en la cocina, sacamos un huequecito y ¡a reciclar!

image
1 de 12
En columna

Si te haces con un contenedor apilable podrás organizar un cubo para cada tipo de residuo en columna. Este diseño con tapa con apertura frontal te facilita la labor. Es de Ikea. Coloca en el frente un cartel o pegatina con el tipo de residuo que acogerá y no habrá lugar a equivocaciones a la hora de reciclar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Extraíble

Varios cubos en un riel que permiten que los extraigas con facilidad. Es un sistema perfecto para colocar en los muebles bajos de 60 cm de fondo. Cada unos de los cubos es extraíble para que puedas llevarlos directamente al contenedor de la calle y verter, por ejemplo, el vidrio o el papel. Es un sistema de Brabantia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Adosado a la puerta

Los cubos acompañan el movimiento de la puerta del mueble y "salen" para que eches los desperdicios con comodidad. Es de Brabantia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Detalle

Detalle de este modelo doble, práctico para los desperdicios que más generes en la cocina. Cada uno con su bolsa y su tapa para evitar olores. De Brabantia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
¿De qué capacidad?

De diferentes tamaños. Piensa qué cantidad de residuos generas de cada tipo y escoge el tamaño del cubo en su función. Ten en cuenta que los botes y botellas de vidrio ocupan mucho. Los plásticos pueden plegarse y el papel y el cartón también. Los residuos orgánicos también necesitan bastante espacio. Sistema Rationell, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Encajados en el gavetero

Si cuentas con un cajón grande tipo gavetero puedes acoplar los cubos a su interior. No necesitas fijarlos, solo adaptarlos al espacio. Foto, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
En la pared

En fila india para que ningún residuo se quede sin su cubo. Contenedores de pared, de Brabantia. Cuando escojas el cubo ten en cuenta tanto su sistema de apertura como la capacidad de los contenedores, en función de los miembros de la familia, por ejemplo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
El más chic

¡Qué bonito! No para todos los residuos, quizá para los orgánicos, más a mano, un cubo de diseño. Con pedal para facilitar la apertura. Este modelo cuenta con un lado recto, el que se adosa a la pared o al lateral del mueble. FlatBack es de Brabantia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Con tres compartimentos

Con tres compartimentos. Cada uno con su tapa y en un color. Poly se vende en Howards Storage World.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
De plástico

De plástico y accionado por pedal. En un mismo cubo y bajo una misma tapa varios contenedores. Se vende en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Tres en uno

Y con pedales independientes para abrir solo el contenedor que te interesa en cada momento. Este cubo metálico tiene tres compartimentos, cada uno identificado en el pedal por un color. Se vende en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Se abre con un dedo

Si te sobra el espacio y quieres lucir el cubo de basura (¡es posible con un diseño así de bonito!), Flipbin es tu cubo. Es de la firma Brabantia. Este modelo se abre solo con un ligero toque de un dedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO