Electrodomésticos: sácales el máximo provecho

Descubre cómo sacar todo el partido a los electrodomésticos que tienes en casa con algunas pautas que, además, reducirán tus facturas.

image
1 de 12
Campana extractora de humos

Para una correcta evacuación del humo de la cocción no es necesario conectar la máxima velocidad de la campana extractora desde un principio, es preferible ir aumentando progresivamente la potencia según se va cocinando. Una vez acabado el trabajo, se puede dejar funcionando a mínima velocidad durante unos minutos. Ten en cuenta que, a mayor potencia, mayor ruido y consumo. Campana, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Cocina de gas

Las cocinas de gas son las de consumo más reducido del mercado; hoy las encontramos con diseños modernos y nuevas parrillas de fácil limpieza. Su gran ventaja parte de la llama, que permite emplear recipientes grandes en fuegos medianos y ahorrar energía. Placa de gas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Una cocción muy sana

El horno es uno de los electrodomésticos que más energía consume; sácale partido y evita abrir la puerta sin necesidad, ya que en cada apertura la temperatura puede bajar hasta 50º. Otra buena recomendación es apagar el horno antes de finalizar el tiempo programado, el calor residual rematará la cocción. Horno, de Miele.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Correcta ubicación de los aparatos

La cercanía de los electrodomésticos según su función nos facilitará mucho la tarea. Conviene colocar, por ejemplo, la placa de cocción, el horno y el microondas en la misma zona, igual que el lavavajillas y el fregadero, que deben estar siempre uno junto a otro para no mojar el suelo al trasladar platos, vasos, cubiertos, cazuelas, etc. Electrodomésticos, de la firma Smeg.

Mantener los filtros de la campana extractora siempre limpios es fundamental para alcanzar el máximo rendimiento. Unos filtros sucios obligarán a emplear más potencia para absorber el humo y los olores al cocinar. Para su limpieza bastará con agua caliente y jabón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
¿Quieres rebajar la factura de la luz?

Separa tu frigorífico entre 10 y 20 cm de la pared y reducirás el consumo de energía. Otro buen consejo es no colocar alimentos pegados a la pared trasera, para que la temperatura se mantenga inalterable.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Lavadora llena

Uno de los electrodomésticos que más utilizamos, en especial las familias con hijos, es la lavadora; por eso es tan importante acostumbrarnos a ponerla siempre totalmente cargada, así además de reducir consumo de agua y detergente, alargaremos la vida de la máquina. También es recomendable apostar por los ciclos cortos y de agua fría y, por supuesto, finalizar con un centrifugado a alta velocidad. Lavadora, de la firma LG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Trucos para el planchado

¿Se te hace cuesta arriba el momento del planchado? Existen algunos trucos para facilitarte la tarea; por ejemplo:

- Si dejas la ropa limpia sobre la lavadora en funcionamiento, el calor que desprende ayuda a que muchas arrugas desaparezcan reduciendo luego el tiempo de trabajo.

- Tender las camisas más delicadas en perchas facilita mucho el trabajo.

- Aunque parezca mentira por su tamaño, la plancha consume mucha electricidad; por eso es conveniente acumular ropa y evitar así enchufarla para una sola prenda. Así mismo, es importante que la funda del planchero mantenga su acolchado, para que la ropa quede lisa y sin marcas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Elimina los malos olores

El continuo uso del microondas suele dejar rastros y olor a comida. Para eliminarlos, introduce un bol con un poco de agua, vinagre blanco y media tacita de zumo de limón durante 3 minutos. Después, deja que suelte vapor unos 20 minutos y pasa un paño limpio: ¡olerá de maravilla! Electrodomésticos, de Smeg.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Uso del congelador

La temperatura del congelador no debe superar los -18º para combatir las bacterias. Se recomienda dejar al menos 2 cm entre el alimento y la tapa del envase, ya que la comida se expande al congelarse. Frigorífico, de la firma Gaggenau.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Buen uso del lavavajillas

Lavar los platos y vasos a mano con agua caliente puede salir hasta un 60% más caro que si se utiliza un lavavajillas; eso sí, es fundamental ponerlo en marcha una vez que esté complemente lleno, o a media carga, si el modelo cuenta con algún tipo de programa especial para esta opción. En la foto, lavavajillas de la firma Miele.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Aprovechar el espacio del lavaplatos

A base de pruebas descubrirás cuál es la mejor distribución de los platos, vasos y demás recipientes en tu lavavajillas para rentabilizar su uso; aprovecha bien el espacio sin superponer piezas ya que entonces no se lavarán bien. A la hora del secado puedes prescindir de esta función y abrir la puerta dejando que el contenido se seque al aire, ahorrarás energía. Lavavajillas, de Zanussi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Perfecto orden en el frigorífico

Ordena su interior como si se tratase de un armario más; es la única manera de evitar que caduquen los alimentos y de rentabilizar el espacio. Para ello vienen de maravilla las cestas, los accesorios para bebidas y los contenedores de plástico con tapa para evitar los olores intensos, como los de los quesos. Frigorífico, de Hotpoint.

¡Qué fresca!
¿Sabías que dentro del frigorífico hay zonas con diferente temperatura? Ubica los alimentos en función de ellas. La parte cercana al congelador es la más fría (2-3 ºC), idónea para productos frescos; la central tiene una temperatura media (8 ºC) y la alejada del congelador es la menos fría (10 ºC).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de ECO