Una cocina con barra de desayunos

Con una distribución óptima del espacio y, sin descuidar la estética, en esta cocina se creó una zona de trabajo cómoda, con una espléndida encimera de madera que sirve de barra de desayunos.

image
1 de 6
Una cocina funcional

Una península, que alberga la zona de cocción y una barra de desayunos, es clave para agilizar las tareas culinarias en la cocina. A poca distancia, para ahorrar tiempo y paseos, se ubicaron en columna el horno y el microondas, ambos de Neff, y un frigorífico, de Liebherr. Mobiliario Sigma, de Rational, en Calvo y Munar. Proyecto, de Insitu Arquitectura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Pared de cristal

La elección de los materiales de la cocina obedece a criterios de estética y funcionalidad. Por eso, en una de las paredes se optó por instalar un tabique de cristal U-Glass -indicado para grandes vanos-, con el objetivo de que pasara la luz natural hasta el pasillo; al ser translúcido, los dos espacios mantienen su intimidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Laca brillo para máxima claridad

Las puertas de los muebles, acabadas en laca blanco alto brillo, potencian la luz natural de la cocina. La encimera sintética y los electrodomésticos de acero, incluso el pavimento, también actúan como superficies reflectantes. Encimera Gris Expo, de la serie Mithology, de Silestone.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Zona de cocción

La península destaca por diseño y funcionalidad. Equipada con amplias gavetas, su encimera de madera de jatoba, de 8 cm de grosor, se prolonga hasta el suelo en una L invertida, que que permite utilizarla como barra de desayunos. Campana, de Pando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Zona de aguas

Acoge un fregadero encastrado a ras de la encimera, que incluye cubeta adicional, escurridor y tabla de corte. Fregadero, de la firma Blanco. Grifo, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Cocina con planta irregular

La distribución de esta cocina resultaba complicada debido a su planta irregular y a sus dos accesos. El estudio Insitu Arquitectura creó dos ambientes, comedor y área de trabajo, en los espacios más amplios y dejó como zona de paso el tramo más estrecho. Dos aciertos en la distribución: los muebles en L, que sacan partido al espacio, y la península con barra de desayunos, que respeta la circulación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas