Cocinas pequeñas: bien resueltas en pocos metros

Sus escasos metros son un tesoro. Las cocinas pequeñas tienen muchas posibilidades. Es necesario planificar bien el espacio, distribuir los muebles de la manera más práctica posible y tener claras las necesidades a cubrir. ¿Prefieres muebles de almacén? ¿Quieres un rincón de office? ¿Necesitas un lavavajillas de 60 cm de ancho o con uno de 45 cm es suficiente? Medir y pensar. Te enseñamos algunos ejemplos de mini cocinas solucionadas con gusto y practicidad. No falta de nada en ellas.

image
1 de 10
Eliminar tabiques

Espacio aproximado: 11,82 metros cuadrados. Un recurso decorativo que siempre funciona: eliminar tabiques divisorios que compartimenten demasiado el ambiente. Cuando la cocina sea muy pequeña, intégrala en la estancia contigua, si se trata de un salón o de un comedor. En este proyecto, llevado a cabo por Abok Arquitectura Interior (www.interiorismoabok.com), se proyectó la zona de trabajo como una península que se adosa a un frente de almacén. Un mueble de persiana oculta algunos pequeños electrodomésticos. La encimera se prolonga en el lateral a modo de barras de desayunos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Con office

Espacio aproximado: 6,8 metros cuadrados. Para una distribución en línea en un único frente sin el frigorífico. Éste podría ubicarse al lado contrario de la zona de trabajo. El acierto aquí es la porción de encimera volada a modo de barra. Cuando las distribuciones son sencillas, introducir un toque original en los revestimientos es un acierto: ladrillo, piedra vista, un foto mural, papel pintado...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Electrodomésticos de medidas especiales

Espacio aproximado: 5,25 metros cuadrados. La mínima expresión. De hecho, en este proyecto la cocina se ubicó al fondo de un pasillo desaprovechado. Se trata de un apartamento donde cada centímetro importa. El espacio mínimo que debe quedar entre módulos para moverte con comodidad es de 80-90 cm. En este caso, la mesa es abatible. Cuando se necesita para comer o como superficie de trabajo extra se abre. Se ha optado por una placa vitrocerámica de dos zonas. ¿Sabías que existen lavavajillas de superficie, que ocupan un espacio similar a un microondas? Con una tabla sobre el fregadero también contarás con más encimera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
De planta rectangular

Espacio aproximado: 9 metros cuadrados. En dos frentes opuestos. Uno de ellos concebido como zona de trabajo con la placa y el fregadero, así como el lavavajillas y la lavadora. En el otro, módulos de suelo a techo, con gran capacidad de almacén, en el que se instalan el frigorífico y el horno y el microondas en columna. En la zona de la entrada a la cocina, los módulos altos ceden el espacio a una barra con taburetes. Las medidas que necesistas para instalar una barra de este tipo para dos personas son 1,20 m de largo por 50 cm de fondo. La altura, a 90 - 100 cm del suelo, es para taburetes. A 74 cm del suelo para sillas convencionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Distribución en forma de L

Espacio aproximado: 7 metros cuadrados. Una cocina pequeña bien aprovechada con una distribución del mobiliario en forma de L. En la zona superior, un frente despejado, solo con la campana extractora, y otro con módulos colgados. La sensación de amplitud es mayor con una pared sin muebles. Si no queda más remedio que colocar módulos altos en todos los frentes, opta por diseños que combinen puertas opacas con otras con cristal, incluso módulos de apertura vertical con horizontal. Consejo: en las vitrinas instala luz interior. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
En un piso diáfano y abuhardillado

Espacio aproximado: 4,34 metros cuadrados. Un piso abuhardillado y una cocina "encajada". Se trata de un apartamento diáfano que solo cuenta con paredes para delimitar el cuarto de baño. La cocina está abierta y adaptada a un retranqueo de la planta. Una cajonera delimita el espacio y hace de transición. Por la inclinación del techo se han prescindido de muebles altos y en su lugar se han instalado unos estantes. Los muebles de colores claros son aliados para que visualmente la cocina parezca más grande. Aunque si cuentas con luz natural, atrévete con una composición más atrevida y colorida, así la cocina quedará "pequeñita, pero matona".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Rincón de comedor

Espacio aproximado: 1,6 metros cuadrados. Contar con un rincón de comedor en la cocina asegura unos desayunos más cómodos en el día a día. Incluso, es perfecto para comidas rápidas. Aunque creas que no tienes espacio, quizá es que no has mirado con detenimiento. ¿Tienes un trocito de pared? Cuentas con un office. Y si no te animas porque no quieres perder muebles de almacén, fíjate en esta opción: una mesa abatible, instalada en la pared, para que la zona quede más despejada cuando no se utilice. Sobre ella, vitrinas para almacén y una barra de pared con menaje a mano. Viendo esta imagen... ¿todavía piensas que no tienes espacio para un comedor de diario en tu cocina? Todo, de Ikea. La mesa mide 79 x 60 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Integrada en la decoración

Espacio aproximado: 4,5 metros cuadrados. ¿Dónde está la cocina? Dentro de un armario, detrás de un panel corredero o a la vista pero con un diseño tan integrado en la decoración que pasa inadvertida. En este proyecto, la mesa de comedor delimita la cocina y el estar. En la cocina se panelan todos los electrodomésticos (están pero no se ven). Así parece una librería en el salón cuando en realidad oculta el frigorífico, la placa, el fregadero, otro módulo bajo y uno alto tipo escobero o despensa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Revestimientos que amplían

Espacio aproximado: 6,7 metros cuadrados. Sin azulejos. Las paredes despejadas amplían visualmente el espacio. Puedes sustitur los azulejos y baldosas por otro tipo de revestimientos como el microcemento, la pintura, el papel o prolongar la encimera en parte de la pared, que la proteja de salpicaduras. Este ejemplo en L se organiza en lavavajillas, módulo cajonera, fregadero, placa vitrocerámica con gavetas y frigorífico. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Aprovecha las paredes para almacenar

Cuando los metros escasean, el ingenio se agudiza para sacar partido a cada rincón. Detrás de una puerta, sobre el frigorífico, en el hueco del zócalo inferior del mobiliario y en las paredes. Éstas nos ofrecen soluciones de almacén prácticas. No las satures para no cargar el espacio, pero en unos ganchos coloca paños, el delantal, una escalerilla o los taburetes o sillas plegables del office. También las barras multiusos permiten tener a mano menaje, especias, paletas... Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas