Dónde y cómo montar una lavandería en casa: 24 buenas ideas y consejos

Lavado y plancha son dos tareas inevitables en una casa. Si quieres realizarlas con comodidad, inspírate en estas soluciones para equipar un cuarto -o un pequeño rincón- para la colada. ¡Te harán la vida más fácil!


    Si le preguntaras a alguien qué tareas de la casa le gustan menos, nos apostamos a que lavar la ropa estaría entre las respuestas más populares. Entre lavar, secar y doblar, puede parecer una tarea abrumadora y aparentemente interminable. Pero a menos que tengas el hábito de tirar la ropa cada vez que se ensucian, es una tarea que tienes que hacer. Afortunadamente, un cuarto de lavado práctico puede ayudarte a que el trabajo sea menos tedioso. Ya sea que estés haciéndote una lavandería en casa desde cero o renovando un cuarto de lavado existente, hay muchos aspectos que debes considerar entre la ubicación, el diseño, los electrodomésticos, los materiales, el diseño y la organización.

    Elegir la ubicación correcta para el cuarto de lavado

    La ubicación es crucial. "¡Lo más importante a considerar es cómo vives!" explica la interiorista Maggie Dillon. Claro, tirar la lavadora y la secadora en el sótano puede servir desde el punto de vista de la funcionalidad, pero ¿es práctico? "El cuarto de lavado es el elemento más importante en la vida familiar cotidiana, además de la cocina", agrega la diseñadora Katherine Melvin. "Si se puede acceder fácilmente a la ropa, todo funciona mejor". Melvin argumenta que "la lavandería debe estar lo más accesible posible". Otros decoradores sugieren seleccionar una ubicación más cercana a los dormitorios... "de dónde emanan las cosas sucias!". No te pierdas estas ideas para ganar espacio en casa: aprovecha los rincones.

    Pero si estás limitado por falta de espacio o preocupaciones presupuestarias, tal vez la mejor ubicación sea cualquier lugar donde puedas. "Si no hay un cuarto de lavado específico, muchas personas tendrán su lavadora y secadora en la cocina bajo la encimera o en el baño", dice Laura Johnson, analista de investigación y desarrollo de LG Electronics USA. "Ya hay instalación de fontanería instalada en estas áreas, lo que permite a los propietarios ahorrar más dinero en obras". Si ninguna de estas zonas te funciona, intenta incorporar la zona de lavado en la distribución de tu casa. "Mira a ver si puedes encontrar una manera de ocultar los electrodomésticos. ¿Puedes construir un armario que parezca un almacenamiento o una alacena empotrada?" dice Dillon. En cualquier caso, sea cual sea el espacio que elijas, deberás cumplir ciertos requisitos técnicos.

    ¿Qué necesita un cuarto de lavado?

    • 1 Agua. No puedes lavar tu ropa si no tienes agua. Puede parecer obvio, pero es esencial asegurarse de que el cuarto de lavado tenga tomas y salidas de agua. Un fontanero puede darte consejos e ideas antes de tomar cualquier decisión, sobre dónde puedes instalar esas acometidas. Ubicar un cuarto de lavado cerca de una habitación que ya tiene fontanería, como un baño o una cocina, hará que sea más fácil (¡y más económico!) que un fontanero conecte los electrodomésticos. (Para quienes que no tienen un cuarto de lavado, ahorra dinero al convertir una despensa o un armario sin usar en estas áreas).
    • 2. Electricidad. Del mismo modo, deberás asegurarte de que las tomas de electricidad pueden ajustarse a las necesidades de los electrodomésticos más grandes. Consulta con un electricista sobre la potencia que van a necesitar tus electrodomésticos y el tipo de enchufes y tomas que necesitas en el cuarto de lavado.
    • 3. Ventilación. También es importante que la habitación tenga una ventilación adecuada. Las lavadoras y secadoras producen mucha humedad, lo que puede ser un caldo de cultivo para los alérgenos, como el moho y los hongos. No solo necesitarás acceso exterior para la ventilación de la secadora, también hará falta una ventana o un extractor de aire para ayudar a reducir la humedad en el aire. Si no tienes una ventana, una buena idea es instalar un ventilador o un deshumidificador para eliminar el exceso de humedad del espacio.

      Inspírate y saca ideas de las fotos que te mostramos a continuación:

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      1
      Un cuarto de lavado y plancha mutifuncional
      Nacho Uribesalazar

      Es un auténtico sueño, con sitio para los electrodomésticos y una mesa de planchado. Pero, también, donde tener a mano y bien organizado todo lo que necesitas en estas y otras tareas. Como, por ejemplo, lavar a tu perro o hacer bricolaje y proyectos DIY. No te pierdas todos los rincones y detalles de este cuarto de lavado y plancha.

      2
      Aprovechar las paredes
      jennasuedesign.com

      La autora de blog.jennasuedesign.com ha diseñado su cuarto de limpieza de tal forma que ha ubicado las lavadoras en la pared y dejado un espacio para los productos en una zona diferenciada por una barrera en forma de puerta corredera.

      3
      En el pasillo
      Hearst

      Un mueble con estantes y un perchero son básicos para ir colgando sin que se arruguen las prendas recién planchadas. Aunque pienses que no tienes espacio, es cuestión de rentabilizar las zonas de paso. En este caso, el módulo para organizar la ropa limpia se situó en un pasillo. Muebles realizados por Spais a Mida. Estante perchero, de Ikea. Caja metálica, de Estilo Nórdico.

      4
      Rincón de lavado en la cocina
      Hearst

      Si la cocina no es tan amplia como para crear una zona independiente de lavado, reserva un espacio para estos electrodomésticos. Encarga un mueble bajo para guardar los detergentes y una encimera para ganar una superficie extra donde colocar las cestas de ropa. Con dos baldas altas, aumentarás la zona de almacén, sin recargar el espacio. Baldas Lack (12,95 € c/u) y cestas Värde (8,99 € c/u). Lavadora y secadora, de Miele. Frigorífico, de Smeg.

      5
      Cuarto de lavado con tendedero interior
      Hearst

      Es un lujo que se valora todavía más los días de lluvia. Hay modelos que se fijan a la pared y son muy discretos. Su diseño es compacto y oculta las cuerdas en su interior; cuando toca tender, se extienden y fijan a la pared opuesta. Firmas como Leifheit tienen el modelo Rollfix (20,59 € en Leroy Merlin). Más información sobre tendederos para pared y techo en www.barquia.com.

      6
      Armarios junto a la lavadora
      Hearst

      En este cuarto de lavado y plancha, la lavadora cuenta con dos armarios bajos, extraíbles, y con un par de cestos. En uno se guarda la ropa sucia y en el otro, la limpia ya seca, lista para planchar. Este segundo mueble tiene menos fondo, para adaptarse al pilar de la pared. Muebles laminados, de la firma Sandoy. Lavadora, de Miele.

      7
      Zona de lavado en poco espacio
      Hearst

      Este cuartito de lavado parece, desde fuera, un armario más de cocina tipo despensa. Es pequeño, pero resulta práctico porque alberga lavadora y secadora en columna; dispone de espacio para la tabla de plancha y tiene una balda para colocar el centro de planchado. Electrodomésticos, de Bosch.

      8
      Oculto en armarios
      Hearst

      En este caso, todo lo relacionado con lavado, planchado, cuidado de la ropa y limpieza de la casa se organiza y oculta en armarios; incluso si se preevé con antelación, en la pared se pueden instalar un enchufe y una toma de agua, imprescindibles para colocar la lavadora. Armario del programa Wardrobe, de la firma Kibuc, con ocho puertas batientes y laqueado en blanco (1.730 €).

      9
      Una habitación independiente
      Hearst

      Es el sueño de toda persona que se enfrenta a montañas ingentes de ropa pendiente de plancha. El equipo Deulonder lo hizo realidad con esta tabla fija sobre un mueble con cajones y estantes que, además, incorpora ruedas para desplazarlo. Un módulo con bandejas extraíbles permite reposar las prendas recién planchadas, al igual que la barra. Y en las cestas forradas, la ropa lavada espera su turno en orden.

      10
      Zona de lavado oculta

      La ubicación de la lavadora y la secadora no tiene por qué limitarse a la cocina. Si las colocas en columna y las encastras en una armario con puerta, podrás situarlas en cualquier habitación de la casa, ya que quedarán ocultas. Eso sí, necesitarás adaptar las instalaciones de electricidad y fontanería.

      11
      Zona de lavado en un frente

      Si tienes una pared libre, aprovecha su capacidad de almacén vertical para organizar una zona de lavado y plancha. Aquí, una estantería metálica permite tener a mano la ropa lavada y seca dentro de cestas (desde 8,95 €) y cajas de plástico (10 € c/u). A su lado, la tabla (24,95 €) y la plancha se guardan en el mismo soporte (23,75 €). Y de la barra (23,50 €) cuelga una tabla para planchar mangas (8,95 €). Todo, de El Corte Inglés.

      12
      Los detergentes en orden

      Suavizante, lejía, detergente para ropa blanca o de color, el específico de las prendas delicadas... El número de productos dedicados al cuidado de la ropa cada vez es mayor. Te resultará más cómodo acceder al que buscas si los unificas en una cesta. Esta, de plástico, se limpia con facilidad si alguno se derrama. Es de Vigar (22,10 €).

      13
      Tendedero plegable

      El tendedero Wallfix, de Brabantia, se instala en la pared. Mientras no lo utilizas, se mantiene plegado dentro de una caja metálica y apenas ocupa espacio. Pero en el momento que lo necesitas, se abre con un solo movimiento y tiene capacidad para la ropa de una lavadora entera (129,90 €).

      Para que cada vez que abras el tendedero no tengas que retirar muebles, lo ideal es que lo cuelgues a suficiente altura. Antes de fijar su ubicación, calcula sus dimensiones desplegado: 179,5 x 182 x 109 cm. Como sus cuerdas exteriores miden 120 cm, Wallfix permite colgar prendas de gran tamaño.

      14
      Rincón de lavado con fregadero

      Seguro que te ha pasado más de una vez: antes de meter la prenda en la lavadora, descubres una mancha que conviene frotar a mano. Este rincón de lavado oculto tras las puertas correderas incluye un grifo y barras en el techo a modo de tendedero.

      15
      Perchas detrás de la puerta

      Cuando la casa es pequeña, la necesidad de encontrar un lugar donde guardar la tabla y la plancha puede llegar a ser un problema. ¿La solución? Fija detrás de una puerta un par de percheros y cuelga en ellos la tabla. En cuanto a la plancha, existen soportes de pared que permiten guardarla en vertical para ocupar menos espacio. En la imagen, percheros Lillholmen (9,50 €/2) y soporte Variera para plancha (6,99 €). Ambos son de Ikea.

      16
      El cesto de las pinzas

      Para que ninguna se escape y puedas utilizarlas allí donde tiendas la ropa, esta cestita termina en una percha que permite colgarla del tendedero, ya sean cuerdas fijas o un diseño plegable móvil. De la firma Vigar (19,20 € con 12 pinzas).

      17
      Zona de lavado en la cocina

      La distribución de algunas casas incluye un tendedero junto a la cocina. Si es tu caso, valora la posibilidad de cerrarlo para crear en él una zona con lavadora y secadora. Como esta, en la que además se incluyeron armarios con poco fondo para organizar una práctica despensa con botellas, conservas, envases de bebidas y productos de limpieza.

      Cómo instalarlas: Lavadora y secadora deben situarse próximas para facilitar el paso de la ropa mojada de una a la otra. La instalación se suele hacer en columna -con la lavadora debajo para tener un acceso más cercano a la toma de agua- o en paralelo, como en la imagen, unificadas por una encimera.

      18
      Lavadora oculta

      Fíjate en este cuarto de baño abuhardillado. La zona más baja se ha aprovechado para instalar la lavadora, oculta tras dos puertas realizadas a medida que simulan un armario. Si te gusta la idea, también puedes aplicarla a otras zonas abuhardilladas, como el tramo que queda debajo de una escalera o el desván de una casa que tenga el tejado a dos aguas.

      19
      Para la ropa

      Tú, mejor que nadie, sabes que es imprescindible separar la ropa de color de la blanca para evitar decoloraciones inesperadas. Pero... ¿y los demás miembros de tu familia? Para evitar despistes, coloca dos cestos: uno blanco, con la ropa de este color, y otro para las demás prendas. Este, de House Doctor, tiene asas para acercarlo a la lavadora cómodamente (15,50 € en Estilo Nórdico).

      20
      Sistema de estantes crecedero

      Las composiciones modulares permiten ampliar la capacidad de almacén en función de lo que necesitas con el tiempo. El sistema Elfa, de Howards Storage World, se fija la pared y alterna cestas, baldas, soportes para colgar productos de limpieza, tableros en los que se insertan pequeños contenedores... Composición (900 €).

      En orden: Si optas por una zona de lavado y plancha abierta, sin armarios que oculten su contenido, ten en cuenta que la ropa para planchar y los productos quedarán a la vista. Hazte con cestas, cajas y contenedores: además de ayudarte a organizar, darán sensación de unidad al conjunto.

      21
      Muebles con ruedas
      Hearst

      Los electrodomésticos se situaron bajo una mesa con ruedas que hace las veces de encimera para colocar la ropa planchada; bajo el fregadero se oculta otro módulo para los útiles de limpieza, necesarios, pero poco estéticos. Muebles de la firma BM, de venta en Terrón. Papel, de Osborne & Little (59,90 €/rollo).

      22
      Prendas mini
      Muji

      Agrupa la ropa menuda en un tendedero mini; este modelo incluye diez pinzas que agilizan el trabajo y evitan que se pierdan las piezas pequeñas (21 € en Muji).

      23
      Perchero extraíble
      Foppapedretti

      Si colocas este perchero junto a la tabla de plancha, podrás ir colgando la ropa cómodamente y te ahorrarás paseos al armario. Mientras no lo utilices, puedes dejarlo plegado. Elephant, de Foppapedretti, en haya o nogal (62 y 64 € aprox.).

      24
      Tarros transparentes
      Habitat

      Con ellos organizarás con gracia la zona de lavado. Esconde el paquete del detergente en un armario y deja a la vista un tarro coqueto que irás rellenando. También las pinzas se pueden almacenar así. Tarros de plástico Store, de Habitat (9,50 € c/u).

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Trucos de hogar