10 Trucos para mantener la cocina perfecta

La cocina es el espacio de la casa que más se ensucia y que más desinfección necesita. Limpia a fondo hasta el último rincón y respira tranquila. Aqui te contamos como conseguir los mejores resultados.

Las nuevas tendencias sitúan a la cocina en el centro neurálgico de la vida familiar y social; es el lugar por excelencia en el que nos reunimos a charlar, a merendar o tomar un café, donde los más pequeños hacen los deberes, o donde inevitablemente acaban charlando los amigos en las reuniones informales. Por todo esto su presencia debe ser impecable en todo momento, sin restos de grasa o de suciedad y, por supuesto, muy bien desinfectada. Para lograr los mejores resultados conviene saber cómo limpiar cada material e incluso algunos trucos caseros mucho más eficaces y naturales que los productos químicos. Te lo contamos con todo detalle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los armarios como nuevos

Los frentes de los muebles de la cocina se engrasan fácilmente por eso conviene repasar las puerta,  por lo menos una vez por semana, con un paño humedecido en agua con vinagre - es  desengrasante y desinfectante-. Después se recomienda enjuagar la superficie con agua para eliminar el olor. Para dejar relucientes los tiradores es mejor emplear un cepillo que llegue bien a todos los recovecos y secarlos con una gamuza para sacarles brillo. Cocina de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles en orden

El interior de los armarios también es muy importante. Por un lado no está de más vaciarlos regularmente para retirar aquello en mal estado o que ya no nos sirva y aprovechar para limpiarlos. Da muy buen resultado la mezcla de agua, detergente y zumo de limón como limpiador casero. Una vez limpio es preferible dejar las puertas abiertas unas horas para que no se acumule la humedad. Muebles, de Santos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidar el frigorífico

Dentro del frigorífico la desinfección es fundamental por ello es vital vaciarlo una vez al mes y limpiarlo a fondo. Vaporizar las paredes con una mezcla de bicarbonato y agua ayudará a arrastrar la suciedad y a neutralizar los olores. Si persiste algún roma indeseable prueba dejando en su interior un cuenco con carbón vegetal. Frigorífico, de LG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una encimera de madera

La elegancia natural y belleza de la madera es irresistible en la cocina tanto si nos gusta el estilo rústico como si adoramos el diseño. Sus cuidados son muy básicos aunque necesarios: la limpieza será con agua y jabón pero sin humedecer en exceso la superficie; las manchas se deberán eliminar lo más rápido posible y proteger la superficie con algún covertor para evitar arañazos. Grifería, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Superficies sintéticas

La gran ventaja de los materiales sintéticos es su maleabilidad y resistencia a los arañazos, por no hablar de la infinidad de acabados que ofrecen. A la hora de limpiar encimeras de este material es importante evitar los disolventes o productos muy fuertes que podrían estropearlas. Es preferible apostar por un detergente neutro. Cocina, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reavivar el acero inoxidable

Los grifos y fregaderos de acero inoxidable tienden a palidecer y matificar su brillo original con el paso del tiempo a causa del uso y de la cal del agua. Recuperarlo es posible si los dejas impregnados unas horas con una mezcla de vinagre y agua o incluso hacer una pasta con bicarbonato y vinagre si la suciedad está muy incrustada. Grifo, de Grohe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vajilla perfecta

Los olores suelen invadir los lavavajillas si no se limpian adecuadamente; un mal cuidado también repercutirá en la limpieza de la vajilla y la cristalería. El problema es la cal acumulada; para eliminarla una vez al mes pon un lavado con bicarbonato en vez de detergente. Lavavajillas, de Zanussi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Horno impecable

Las paredes internas del horno acumular grasa en un santiamén; para eliminarla lo mejor es con el horno caliente pasando un trapo humedecido en bicarbonato. Si quedan restos frota con sal. Horno y microondas, de AEG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de cocción

Según el tipo de placa que tengamos en casa optaremos por un modo de limpieza. Si se trata de vitrocerámica o de inducción, por ejemplo, habrá que emplear un producto específico para ella frotando con un papel de cocina o con una rasqueta especial que no raye. Si es de gas convendrá sumergir los quemadores de vez en cuando en medio litro de agua muy caliente con vinagre y dos cucharadas de bicarbonato para eliminar la obstrucción de la salida del gas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina sin humos

El filtro de la campana extractora es donde más se acumula la suciedad. Antes de limpiarlo reblandece la grasa hirviendo agua con zumo de limón. A continuación, desmonta el filtro y déjalo a remojo con una mezcla de vinagre y agua caliente. Si se trata de un filtro metálico podrás meterlo en el lavavajillas. Campana extractora, de Pando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar