Ideas para cocinas mini

Te damos las claves para convertir ese micro espacio en la cocina de tus sueños, vigilando para que esté organizada y decorada con estilo. 

image
1 de 12
Una barra a modo de mini office

Improvisar una barra de comidas es fácil con una consola que tenga poco fondo y unos taburetes. Otra opción es fijar una balda volada a la pared para que haga las veces de barra. Taburetes metálicos, de Car Möbel (59,90 € c/u).

Es cierto que los tonos claros potencian la luz y aportan sensación de limpieza e higiene en la cocina; pero, para personalizar un ambiente y darle vida, un toque de color es básico -aunque sea en pequeñas dosis-. Complementos y textiles serán tus mejores aliados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Una cocina con distribución en U

Si el espacio destinado a la cocina es pequeño, conviene evitar agobiarlo con excesivos muebles; es preferible dar un poco de aire al ambiente despejando la pared. Quizá un solo frente con muebles hasta el techo baste como almacén.

También es importante en estos casos mantener unas distancias mínimas, por ejemplo, entre dos frentes paralelos, como sucede en esta cocina, debe haber como mínimo 100 o 120 cm. Todos los muebles forman parte de la colección Bodbyn, de Ikea.

La cocina debe estar organizada en torno a un triángulo imaginario cuyos tres vértices deben ser: el frigorífico, la placa y el fregadero. Para acceder a estos puntos sin apenas desplazarse, el lado máximo de ese triángulo debe tener una longitud de entre 1,20 m y 2,50 m. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Espacios compartidos

En distribuciones tipo loft y plantas diáfanas la propia cocina puede ser el elemento separador necesario para independizar espacios, al menos, visualmente. En este caso es el frente destinado a zona de cocción el que divide los dos ambientes.

Una solución muy útil es prolongar el ancho de la encimera y convertirlo en barra para comidas rápidas coincidiendo con la zona del salón. Los muebles de la cocina son de la firma Knib.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Despensa abierta

Cuando los metros escasean llega el momento de convertir algunos espacios en multifuncionales.

Por ejemplo, la zona de lavado y plancha puede perfectamente armonizar con una despensa bien organizada y con la zona de almacén de los productos de limpieza. Cada cosa en su sitio y todo bien coordinado. ¡Está perfecto!

Si disponemos de un pilar maestro en medio de la cocina, quizás podamos sacarle partido utilizándolo como apoyo para unas baldas fijas. Es una idea genial como espacio de almacén abierto y que, además, actúa como elemento separador entre ambientes. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Ligereza visual

Los estantes volados sobre muebles bajos son excelentes sustitutos de armarios de pared hasta el techo en el caso de contar con poco
sitio. Esta solución desahoga bastante el ambiente y ofrece capacidad de almacén para botes, latas o menaje; eso sí, se recomienda mantenerlo en orden ya que siempre estará a la vista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Muebles auxiliares en la cocina

Hasta el rincón más insospechado de la cocina puede acoger con gracia un mueble auxiliar a modo de pequeño aparador como suplemento de almacén para el menaje y otros accesorios.

Aquí se aprovechó el espacio que deja la mesita hasta la pared para guardar la escoba; demuestra que los utensilios en perfecto orden conviven de maravilla. Todo, de Car Möbel.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
En su justa medida

Las mejores firmas de electrodomésticos ofrecen modelos especialmente pensados para espacios pequeños, como son las placas de cocción modulares o campanas extraplanas, como esta de AEG, con un moderno diseño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Cuberteros

Es probable que en una cocina muy pequeña escaseen los cajones o, incluso, no existan. Para estos casos unos contenedores decorativos vendrán de maravilla para organizar los cubiertos. Cubiletes de cinc, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Inspiración retro

La gran ventaja de los muebles de cocina modulares es la facilidad con la que se acoplan en zonas de pocos metros cuadrados.

Emulando las cocinas de antaño, además, estos muebles se cerraron con vistosas cortinillas de tela confeccionadas con paños de cocina, de Le Jacquard Français.

Un panel de notas de hace años y una báscula antigua de tiendas de ultramarinos completan el look vintage. Todos los muebles son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Ideas para guardar

Manteles, servilletas, paños de cocina, individuales... los textiles necesarios para la cocina requieren un espacio de almacén considerable.

Puede que una estantería alta y estrecha sea la solución ideal; ocupa poco espacio y ofrece varios estantes en los que cabrán muchos textiles, si están bien doblados.

Mueble de pino, de la firma Bloomingville, en 1,20 x 0,20 x 0,30 m (179 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Perchas en la cocina

La pared proporciona un espacio muy preciado y que, a menudo, pasa inadvertido. Baldas, pizarras, o paneles para notas son grandes aliados; estas letras azules incorporan unas perchitas de las que se pueden colgar la planificación semanal, los paños de cocina o muchas otras cosas que debes tener a mano. Son de la firma Anthropologie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Estantería de aire romántico

Los botes o las latas decoradas son geniales para almacenar de forma coqueta especias y condimentos.

Una buena recomendación es optar por  una serie o colección completa que, colocada en conjunto en un estante bonito, se convertirá en elemento decorativo. Estantería, de An Angel at My Table (154,23 € aprox.). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas