Cocina gris con isla central

Diseño, acabados y materiales actuales conviven en armonía en este proyecto con otros de esencia clásica o retro, como la baldosa hidráulica original de la vivienda.

En la mayoría de las casas, la cocina es el centro neurálgico de la vida en momentos puntuales del día. Esta estancia se equipa para que prime la funcionalidad, sin renunciar a la calidez de los detalles decorativos. En este caso, la reforma integró perfectamente un mobiliario de trabajo y de almacén actual, en tonos grises y con tiradores en acero, y elementos de estética clásica como la baldosa hidráulica del suelo, la tarima en pino melis teñida en negro o las alacenas clásicas en madera en un tono miel, en las que se organiza el menaje más delicado. Las tonalidades grisáceas predominantes actualizan el estilo de una cocina que busca, ante todo, la comodidad en el día a día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina con isla de trabajo

Un gran panel en acero cubre el frontal de la zona de cocción y preserva la pintura de salpicaduras. La campana decorativa y unas baldas a ambos lados son los únicos muebles en el frente. Campana extractora, de la firma Teka. Panera, similar en Brabantia. Tostadora parecida, en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina en gris y acero

La cocina se organizó en tres zonas: de trabajo -con los fuegos, el fregadero y la superficie de encimera-, la de almacenaje en el mismo frente  en el que se integraron el frigorífico y el horno y la de limpieza. El mobiliario guarda una peculiaridad: se trata de estructuras de obra en las que se colocaron puertas en gris con tiradores en acero, a juego con los electrodomésticos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina con zona para comer

En esta imagen se aprecia cómo la cocina se comunica con el comedor. El pavimento de esta zona, tarima de pino melis pintado en negro, favorece la transición entre la baldosa hidráulica y la tarima de pino del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elpeso justo

Balanza de inspiración retro, de Cath Kidston (36 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baldosa parece…

¡Papel pintado es! Damascus, de la colección Tiles, de Coordonné (190,30 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grifería manos libres

La grifería modelo Sensate, de Jacob Delafon, incorpora sensor de movimiento para abrir y cerrar (694 € aprox.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas