Ejemplos de cocinas con office mini

Estudia bien las posibilidades de tu cocina y encontrarás un espacio, aunque sea reducido, para un comedor de diario. Guíate por el sentido práctico que se impone en nuestro actual estilo de vida, y que reconocerás en estos ejemplos.

image
1 de 11
Monta el office en un rincón

Con una encimera anclada a la pared es fácil crear una zona para desayunos y comidas en un espacio mini. Sólo tienes que decidir la altura de la mesa y elegir una pata que se ajuste a su medida. Barra, de Ikea. Taburetes, de la tienda Camino a Casa. Muebles, de Cocinas Castilla. Cuadro, de Carlos Arriaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Mini península.

Incluso en este espacio reducido se encontró un hueco para el office: la mesa es una prolongación de la encimera, que sobresale 60 cm entre la cajonera y el armario. Debajo el espacio se aprovecha con un estante para guardar las bandejas. Las medidas de esta mesa pueden variar según la superficie de la cocina, pero en ningún caso debe convertirse en un elemento que dificulte el paso o la apertura de una puerta o una ventana. Muebles, de Bossia. Taburetes, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Junto a la ventana.

En el pequeño pero luminoso retranqueo formado por el frente de armarios y la pared, se sitúa este office. Su escaso espacio se compensa con la luz natural y las vistas al exterior, en este caso, a una galería acristalada, con un jardín detrás. La apertura de la ventana, si es estrecha, conviene que sea de guillotina, para que no suponga una molestia tener que retirar lo colocado sobre la mesa cada vez que se abra. El material de la encimera se puede elegir igual que el de la zona de trabajo o diferenciar este ambiente con un acabado más cálido, como la madera, o apostar por un color atrevido. Decoradora, Carla Rotaeche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Integrado en una isla

En esta cocina se ganó una barra para desayunos y comidas al prolongar la encimera de la isla. Cada vez es más frecuente encontrar islas multifunción, que integran fregadero o placa de cocción, y se amplían para disponer de una superficie extra donde comer. El mini office, al no quedar adosado a la pared, permite reservar un frente entero para crear una zona de almacén y despensa, como en este caso. El uso del color, muy acertado, delimita los ambientes: el rojo unifica los armarios y sobre él, el verde gana protagonismo. Esmaltes acrílicos, de Bruguer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
En un espacio que se estrecha.

Conseguir un office en este caso era complicado por la planta irregular. La solución fue una encimera que se adapta a la pared al cien por cien. Recorre todo un frente, su profundiad se reduce progresivamente según se va estrechando el paso, y dobla la esquina. Con esta idea, se rentabiliza el espacio sin impedir la circulación. Además, se remató con un zócalo mini para proteger la pared pintada de manchas o roces. Encimera de Silestone. Taburetes, de Ikea. Cocina, de Aurosol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Junto a la zona de cocción.

Este office es una península que forma una L con la placa. Al planificar la distribución del espacio, se ganó este hueco para comidas, prescindiendo de algún mueble en la zona de trabajo. Casi siempre compensa tener una mesa que, además, amplía la superficie de encimera. Aquí sus esquinas se rematan en curva, para evitar accidentes. Proyecto e instalación, de Cociñas Lareira. Encimera de Silestone. Campana, de Fagor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Abierto al salón

Una mesa adosada a la pared y dos taburetes forman el office de esta cocina, integrada en el salón. Colocada en paralelo a la zona de trabajo, la mesa, realizada en Silestone, tiene un diseño de L invertida y su altura permite colocar debajo los taburetes cuando no se utilizan. Muebles de cocina, de TPC. Taburetes, de Sit Down.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Entre dos muebles.

Este office ocupa una esquina formada por dos armarios bajos. Al destinar este rincón a comidas de diario, se aprovecha mejor el espacio. Es cierto que la primera opción sería colocar un mueble más para completar la zona de almacén; pero sería una lástima, porque se perdería la oportunidad de tener un rincón para comer. La mesa, realizada a medida en cristal transparente, resulta muy ligera visualmente. Cocina proyectada por Baudilio Marín. Campana, de Siemens.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Un office de cara a la pared.

En espacios estrechos, la mesa y las sillas deben permitir una circulación fluida ¿cómo? La profundidad de la mesa tendrá que ser igual o algo menor que la de los muebles de la cocina —60 cm o menos— y su altura, debe permitir encajar debajo las sillas. Ten en cuenta que los modelos con brazos obligan a colocar la encimera a mayor altura. Cocina de Aurosol. Sillas, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
En una península.

Situar el office junto a la placa de cocción responde a la imperante visión de la cocina como lugar de reunión; así mientras se cocina no se pierde el contacto visual con la familia o los amigos. En este ejemplo se realizó una península cuya encimera se prolongó para que sobresaliera unos centímetros y sirviera como barra para desayunos y comidas. El espacio que quedaba hasta la pared se aprovechó para colocar un armario de suelo a techo donde guardar el menaje y los alimentos. Sus puertas correderas resultan muy prácticas en este espacio por su proximidad al office. Taburetes, de La Oca. Decoradoras, Sofía Pernas y Micaela Neira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Zona de paso.

En esta cocina abierta al salón el office ocupa el lugar donde antes estaba el tabique que separaba ambos espacios. La barra de desayunos se adapta a la medida del tramo de pared que ahora queda libre, sin obstaculizar el paso junto a la puerta. La campana, con un diseño en ángulo, se colocó adosada al pilar, para pasar inadvertida desde el salón. Armarios, de Fabricocina. Campana, de Mepamsa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas