Incorpora a la cocina un comedor de diario

Planifica muy bien tu cocina para crear una zona de comedor. No dejes que la falta de espacio sea un obstáculo y fíjate en nuestras propuestas: mesas redondas, adosadas, barras, etcétera.

1 de 12
Sustituye la tradicional mesa de comedor por una barra de desayunos.

En cocinas como ésta, abierta al salón, conseguirás independizar los dos ambientes, sin agobiar el espacio ni perder luminosidad, especialmente si tu casa no es muy grande. Para lograr un conjunto armónico y equilibrado, conviene que los electrodomésticos pasen inadvertidos desde el estar. Por eso, en este caso, la campana de diseño en ángulo se colocó adosada al pilar. Cocina realizada por Fabricocina. Campana, de Mepamsa. Mesa de madera hecha a medida por un carpintero. Taburetes altos, de El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
En comidas informales

con muchos invitados, nada más socorrido que organizar una fondue de carne o queso. Fondue metálica, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Antes de comprar los taburetes,

ten en cuenta la altura de la barra: calcula que sean unos 25 cm más bajos para introducir las piernas. Taburete Bell, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Atrévete a alternar muebles

de madera pintada o decapada en color blanco con alguna pieza más oscura. Pero procura que sean del mismo estilo decorativo. Cómoda en Muebles Aloe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Lo ideal es reservar el rincón más luminoso de la cocina para ubicar la zona de comedor.

Estudia la posibilidad de colocar una mesa exenta, pues son la opción más confortable. Ten en cuenta que, para situar una mesa con capacidad para cuatro comensales necesitarás una superficie de, al menos, 4 m2. Sustituye algunas sillas por un par de bancos en ángulo, adosados a las paredes. Lo más práctico es diseñarlos con la tapa abatible, de manera que también puedas utilizarlos como zonas de almacén. Para regular la entrada de luz, coloca unos estores a juego con el color de las paredes. Cocina decorada por Cuca Arraut.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Estudia la posibilidad de ampliar tu cocina incorporándole una habitación contigua

Ubica la zona de comedor en los metros ganados. Una buena idea es respetar parte del tabique para que los dos ambientes queden perfectamente delimitados. Lo ideal es que la pared no llegue al techo para permitir el paso de la luz entre los dos espacios. Eso fue lo que hizo la interiorista Laura Bernal en esta cocina. Pero existen otros recursos decorativos para diferenciar los ambientes; por ejemplo, puedes empapelar el office, pintarlo o revestirlo con un zócalo en lugar de alicatarlo como el resto de la cocina. Mesa Avantgarde, de acero y cristal, en 1,30 x 0,85 x 0,73 m, en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
¿Estás buscando un reloj para tu cocina?

Los modelos con la esfera en blanco y la caja cromada son ideales para ambientes actuales. Reloj, de IPalacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Una mesa con cajones

te resultará muy práctica para guardar servilletas y manteles de diario. Mesa de Ikea, en 1,20 x 0,45 x 0,85 m.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Las sillas apilables

son la mejor opción para cocinas pequeñas: se guardan fácilmente y puede recurrirse a ellas sin problemas cuando se necesites más asientos. Sillas Nina, de Bo Concept.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
En cocinas estrechas y alargadas, cuida que la mesa no obstaculice el paso.

Opta por una mesa abatible, que puedas recoger cuando no la utilices, o bien diseña un modelo con las esquinas redondeadas y una sola pata central, como el de la foto. Procura que quede lo más alejado posible de la zona de cocción. Para ganar una superficie de apoyo, la decoradora Ares Fernández prolongó el sobre del mueble en una balda que queda justo encima de la barra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Si dispones de poco espacio, adosa la mesa a la pared.

En cocinas distribuidas en línea, el frente que queda libre de muebles ofrece la posibilidad de instalar una mesita con un par de taburetes plegables. Para que resulte cómoda, esta mesa debe tener un mínimo de 35 cm de profundidad y colocarse a unos 70 cm de altura. Además, es imprescindible dejar libre una zona de paso de un metro de ancho. Mesa diseñada por Rafael Larzábal con sobre de mármol. Taburetes plegables Franklin de Ikea, en 63 cm de altura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Para un comedor de aire rústico, escoge una recia mesa de madera con sillas a juego

No descartes recuperar muebles que tengas en casa; si son de distintos materiales, unifícalos dándoles una pátina del mismo color. Elige un tono que combine con el resto del mobiliario. Coloca unos apliques de forja para iluminar la zona de trabajo. Muebles, de la firma Nuevo Añil: mesa y sillas. Todo, en Galerías Aspa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas