Instalaciones en la cocina: electricidad, fontanería y gas

Las cocinas se renuevan. Atrás quedaron los clásicos azulejos y electrodomésticos. Te revelamos lo necesario para estar al día.

image
1 de 7
Electricidad

Lo primero que debes tener claro al renovar la electricidad es la potencia que vas a necesitar y por dónde va a ir la instalación. Potencia: la normativa establece que en las viviendas de nueva construcción la potencia mínima debe ser de 5.750 W, y que las casas deben estar preparadas para unas posibilidades de uso de energía eléctrica en función de su superficie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Gas natural

Si eliges gas natural como fuente de energía en la cocina, asegúrate de que la instalación cumple los requisitos legales y de seguridad.
Ventilación: según la normativa, en la cocina tiene que haber una entrada de aire directa o indirecta —a través de otra estancia que tenga una entrada de aire directa—. Además, en la cocina deben colocarse dos rejillas de ventilación cuadradas que midan 10 cm2 cada una. Una de las ventilaciones debe ir en la parte superior de la cocina, a 1 m del techo y a 1,80 m del suelo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Recomendaciones de Gas Natural

La instalación de gas sólo puede hacerla una empresa autorizada, que también es la única que puede realizar una reforma.
Revisiones: haz que una empresa autorizada revise la instalación y los aparatos de gas cada cuatro años y que te entregue luego un certificado oficial.
Averías: si notas olor a gas o detectas una avería, avisa al servicio técnico del fabricante o a la empresa instaladora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Calderas sin riesgos

Todo lo que tienes que saber sobre la instalación de la caldera.
Tipos de calderas: Según la energía que utilices —gas o electricidad— necesitarás una caldera diferente. Además, su potencia varía según cubran sólo calefacción o calefacción y agua caliente sanitaria. Las calderas más seguras son las estancas, porque no utilizan el aire de la estancia para su funcionamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Evita accidentes en la cocina

Para evitar accidentes, aleja los aparatos eléctricos del fregadero y sitúa la placa de cocción a unos 45 cm de la zona de trabajo. Además, asegúrate de que el frigorífico, el lavavajillas y la lavadora tengan una toma de tierra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Fontanería

Antes de planificar la fontanería debes saber la distribución de la cocina y dónde vas a colocar el fregadero y los electrodomésticos que utilicen agua.
El material de las tuberías no debe alterar la calidad del agua. El más consejable es el polietileno, que no cambia su sabor ni su calidad. Las tuberías de agua fría y caliente van colocadas en paralelo, pero las destinadas al agua caliente deben aislarse térmicamente con espuma o con un material ignífugo que permita aguantar temperaturas de 30 o 400 ºC.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Medidas importantes

Te explicamos cómo distribuir la zona de cocción para que sea más funcional.
1 Campana: La campana extractora tiene que bajar desde el techo y estar conectada a una salida directa de aire. Si el techo es un poco bajo, el tubo de la campana puede medir algunos centímetros menos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas