Claves para una cocina actual: abierta, tecnológica y sostenible

El estilo de vida ha cambiado y las novedades llegan a la cocina, que se adapta a los nuevos usos y estéticas con un despliegue tecnológico y sostenible.

cocinas
Montse Garriga

Ya nadie quiere preparar la comida por obligación, sino disfrutar de un proceso que empieza con una receta de Internet y culmina, copa de vino en mano, entre amigos. La cocina actual no se esconde, sino que se exhibe como una prolongación natural del salón. "En un espacio abierto, condicionará el resultado final, ya que factores como tomas de agua y electricidad, ventilación, etc, determinan la distribución y el diseño", nos explican desde la Asociación de Mobiliario de Cocina. "Es habitual empezar un proyecto pensando en el salón, pero la zona de estar, más flexible, se debe adaptar a la cocina, y no al revés". Claro que toda cocina integrada tiene sus exigencias.

Es fundamental evitar humos y olores, eso sí, con una estética impecable. TwoInOne, de Miele, y Fonda, de Gutmann, son campanas que se integran en la placa. Otro factor es la ausencia de ruidos. Los Combis de Haier son imperceptibles, con 39 dB.

Y si ya tienes interiorizado el gesto de pasar pantallas en tu móvil, las placas Hidden Touch, de Edesa, cuentan con controles deslizantes que se manejan como cualquier smartphone: el panel es invisible mientras están apagadas, pero se ilumina al pulsar on/off.

Y es que la tecnología ha llegado para hacernos la vida más fácil en la cocina.

cocinas
Hearst
PARA SER VISTA

La cocina asciende en el ránking de los espacios más importantes de la casa y se iguala al salón, con el que comparte ubicación. Al estar abierta, lo ideal es utilizar muebles en materiales naturales, e introducir piezas singulares, como sillas o lámparas, que den una continuidad estética con el estar.

1 de 5
cocinas
Hearst
TODO SOBRE TI

"Tus hábitos hablan de tu cocina", nos explican desde la AMC. "Ya no solo se cultivan especias en casa, sino que se apuesta por tener un huerto en la cocina para abastecer de manera responsable la nevera. Los muebles Nature, de Mobalco, integran módulos de cultivo". En la imagen, un pequeño huerto en altura con los maceteros colgantes Bittergurka (12,99 €); frentes de cajón Torhamn y grifo Bosjön. Todo, de Ikea.

2 de 5
cocinas
Hearst
SOLUCIONES ESTÉTICAS

"Piensa si cuentas con tiempo suficiente para dejar impecable el espacio tras cada cocinado, porque estará a la vista de todos", advierte la Asociación de Mobiliario de Cocina. Aunque existen soluciones, como situar los muebles menos estéticos en zonas ocultas o panelar los electrodomésticos. Sistema de almacenaje Toolkitchen, del estudio more&co. Los módulos tienen acabados personalizables y se pueden transportar.

3 de 5
cocinas
Hearst
ESCURREPLATOS

Ahora sí, ahora no. ¿Prefieres que nadie vea el escurreplatos? Este modelo, perfecto para un single, solo mide 38 x 35,5 x 19 cm y se puede ocultar en un armario cuando no lo uses (20 € aprox.). De Umbra

4 de 5
cocinas
Hearst
PIEDRA SINTERIZADA

Ideal para unificar el suelo del salón y la cocina, también sirve de encimera. Piedra sinterizada de la firma Neolith, en acabado La Boheme, que evoca madera.

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Cocinas