Organiza los armarios de la cocina

A los muebles de cocina ya no sólo se les exige un acabado atractivo. Los nuevos diseños incluyen soluciones que facilitan un uso racional y cómodo del espacio.

image
1 de 10
El cajón de las especias

Un cajón específico donde almacenar los ingredientes de uso habitual facilita las tareas de cocina. Si, además, éste se ubica en la zona de cocción, no será necesario desplazarse para buscar esa especia que da un sabor único al guiso. La firma Alno propone este modelo, que se instala directamente debajo de la placa. Su interior está dividido en compartimentos con contenedores de distinto tamaño para almacenar especias, legumbres..., así como los útiles de cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Las esquinas ofrecen un potencial de almacenaje

importante cuando se dispone del módulo adecuado. Los rincones presentan dos dificultades: el acceso a lo que se guarda en el fondo y la apertura de las puertas, que, a veces, chocan con los frentes contiguos. La firma Scavolini resuelve ambos problemas con un módulo con puertas correderas de apertura total. El interior incluye estantes giratorios, que permiten sacar cualquier objeto almacenado en ellos. Además, el módulo es semicircular para aumentar la capacidad de almacén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Orden en los cajones

Una vez que los envases de comida se han abierto, conviene guardar los ingredientes en contenedores herméticos para garantizar un mantenimiento correcto. Este cajón de Ikea, con separadores, tiene el tamaño perfecto para guardar envases.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Muebles de todas las medidas

Los espacios estrechos ya no son inaccesibles siempre que se aprovechen con un módulo extraíble que permita sacar su contenido al exterior. Este armario, de Ikea, tiene una ventaja añadida, ya que incluye dos cajones superiores con apertura independiente del carro extraíble; así, ningún estante nos estorba cuando se quiere acceder a lo que se guarda abajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
La vajilla en el cajón

Una solución más cómoda para almacenar bandejas y fuentes consiste en guardarlas de canto, lo que permite acceder a la que buscamos sin necesidad de levantar las demás fuentes apiladas sobre ella. La clave radica en disponer de una gaveta -un cajón con más altura de la habitual- equipada con topes regulables que impiden que el menaje se mueva al abrir y cerrar el cajón. Gaveta, de Forlady.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Electrodomésticos camuflados

Cuando la cocina se integra en el salón, surge la necesidad de camuflar los electrodomésticos. La firma Mobalco produce este discreto armario de dos cuerpos. El de la derecha oculta la olla a presión empotrable y el horno. El de la izquierda alterna cajones y estantes con luz integrada para almacenar el menaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Un cajón específico para detergentes

Los productos de limpieza se suelen guardar debajo del fregadero, en armarios poco iluminados que obligan a sacar toda una hilera de productos si se quiere acceder al limpiador específico que se guarda al fondo. La alternativa de Xey, mucho más cómoda, consiste en este cajón con topes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Estantes extraíbles

Saber qué alimentos tenemos en casa es básico para evitar que algunos envases queden olvidados al final de un armario. Este modelo de Alno dispone de estantes extraíbles que permiten controlar de una ojeada lo que tenemos y sus fechas de caducidad. Los estantes incluyen topes para sujetar los ingredientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Cajones XXL

Por sus dimensiones, las ollas y las cacerolas requieren mucho espacio de almacén. Como suelen tener un peso considerable, resulta incómodo manipularlas, e incluso, se llega a arañar el interior del armario cuando se arrastran para sacar la que se necesita. Los cajones caceroleros, como éste de Forlady, permiten acceder a las ollas de forma cómoda sin arrastrarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Muebles elevados

Este cómodo sistema de apertura, de la firma Vegasa, mantiene la puerta abierta por sí sola, sin tener que sujetarla con una mano. Otra ventaja es que permite combinar dos frentes distintos -en este caso uno de cristal y otro opaco- pero con una apertura simultánea que hace más fácil el acceso al menaje almacenado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa